Acoso Cibernético

Causa para juicio contra "Medea Bot" por patrón de acoso cibernético

Omar Emanuel Falcón Torres enfrentará juicio por nueve cargos graves debido al patrón de acoso que llevaba contra sus víctimas, principalmente a través de la red social Twitter.
8 Sep 2016 – 8:08 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico. - Omar Emanuel Falcón Torres, quien utilizaba el pseudónimo “MedeaBot” en la red social Twitter, enfrentará juico por una serie de delitos relacionados a un patrón de acecho cibernético luego que un juez encontrara causa en nueve de los 12 cargos graves que pesaban en su contra.

El juez Rafael Taboas Dávila del Tribunal de San Juan halló causa contra Falcón Torres en todos los cargos, excepto tres cargos relacionados a revelación de comunicaciones y datos personales.

Contra el imputado se habían radicado tres cargos por apropiación ilegal de identidad, dos cargos por amenaza o intimidación a testigos, dos cargos por alteración y uso de datos personales en archivos, tres cargos por revelación de comunicaciones y datos personales, y un cargo por la acecho grave en su modalidad de víctima embarazada (Ley contra el Acecho en Puerto Rico, Ley 284 de 1999).

Según se desprende de la investigación realizada, Falcón Torres llevaba a cabo un patrón masivo de acoso cibernético y apropiación ilegal de identidad que pudo ser corroborado tras la cooperación de la empresa Twitter, la cual dio acceso a unas 300 cuentas creadas por el imputado. Cabe destacar que la mayoría de las cuentas intervenidas fueron clausuradas por la red social.

Este es el primer arresto por acoso digital en Puerto Rico por realizar amenazas, usar lenguaje violento e imágenes sexuales para intimidar.



Como parte de esta investigación, la UICC llevó a cabo primer caso de acoso cibernético en Puerto Rico contra una señal inalámbrica, que era utilizada por el hombre.

"Medeabot" fue arrestado el 7 de diciembre de 2015 en la residencia de un familiar en el barrio Piñas del municipio de Comerío.

A pesar de que se cree que son decenas las personas que pudieran haber sido afectadas por el patrón de acoso, unas ocho personas se querellaron del comportamiento del imputado, el que consistía en valerse de amenazas, lenguaje violento e imágenes sexuales para intimidar a sus víctimas.

La vista preliminar fue atendida por los fiscales Luis Freire Borges, quien estuvo a cargo de la argumentación final del Ministerio Público, el fiscal Rafael Sosa Arvelo, director de la Unidad Investigativa de Crímenes Cibernéticos del Departamento de Justicia (UICC), y el fiscal Eugenio Martínez Rodríguez.

La lectura de acusación fue pautada para el próximo 16 de septiembre de 2016. Se espera que el juicio en su fondo de inicio el 20 de octubre de 2016.


Más contenido de tu interés