null: nullpx

En el Día Mundial de los Pingüinos te contamos cinco datos de la pareja más fiel

A pesar de siempre andar en grupo, los pingüinos eligen una pareja para toda la vida, por eso se cree que estos animales son símbolo de romanticismo y tienen un ritual especial para enamorar a su pareja. Estos curiosos y juguetones pingüinos de Humboldt en el Zoológico de Filadelfia saben como divertirse en cada temporada.
10 Feb 2020 – 09:00 AM EST
Reacciona
Comparte
1/5
Comparte
El pingüino de Humboldt es una especie de ave no voladora que pertenece al grupo de los pingüinos anillados. Su apariencia es parecida a la del pingüino africano, pero tiene ciertos rasgos particulares. No tiene subespecies.


Crédito: Carolina Rodríguez Plaza
2/5
Comparte
Es una especie social, de comportamiento tranquilo y pacífico la mayor parte del tiempo. Se sabe que incluso no tiene ningún problema en convivir de modo cercano con aves más grandes, como los pelícanos. Por esta y algunas otras razones más, el pingüino de Humboldt se adapta muy bien a la vida en cautiverio.


Crédito: Carolina Rodríguez Plaza
3/5
Comparte
Es capaz de comunicarse a través de vocalizaciones que tienen diferentes funciones según el contexto y el propósito: para mostrar agresividad, para cortejar al sexo opuesto, para coordinarse en grupo o para reconocer a un familiar, por ejemplo. Su vocalización más reconocida suena muy parecido al rebuzno de un burro, y ambos sexos pueden emitirla. Suele mostrarse nervioso ante la cercanía de algún otro animal.

Crédito: Carolina Rodríguez Plaza
4/5
Comparte
El proceso para salir del cascarón suele ser arduo y un poco largo, pues los polluelos tardan hasta 3 días en liberarse. Una vez que esto ocurre, los padres se turnan para cuidarlos y salir a buscar alimento durante unas 3 o 4 semanas.
Crédito: Carolina Rodríguez Plaza
5/5
Comparte
Una vez al año se reúnen en el mismo lugar, lo que se llama la parada nupcial.

Cada uno memoriza tan bien el canto del otro que, tras meses de separación consiguen localizarse. El cortejo es todo un ritual. Cuando un macho corteja a una hembra infla su pecho e inclina la cabeza hacia atrás y ambos empiezan a emitir fuertes sonidos parecidos a un rebuzno agudo.

Se pueden gritar mutuamente por horas. Muchos llaman a estos cantos “ la canción del corazón”, ya que cuando una pareja de pingüinos se une es para toda la vida. Son una de las especies más fieles.
Crédito: Carolina Rodríguez Plaza
Reacciona
Comparte

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés