null: nullpx
LGBTQ

De púrpura por el espíritu: una celebración para la prevención del suicidio en jóvenes LGBTQ+

La campaña comenzó en 2010 y llama a la acción contra el acoso escolar.
17 Oct 2019 – 2:08 PM EDT

En fotos: Spirit Day, celebrando la diversidad, previniendo el suicidio en jóvenes LGBTQ

Loading
Cargando galería

FILADELFIA -Millones de personas visten de púrpura en el Día del Espíritu como un signo de apoyo a las jóvenes lesbianas, homosexuales, bisexuales y transgénero (LGBTQ +) y para hablar en contra del acoso escolar. El Día del Espíritu comenzó a celebrarse en 2010 como una iniciativa de la adolescente Brittany McMillan en respuesta a los jóvenes que se habían quitado la vida tras ser víctimas de acoso por su orientación sexual.

Los estudiantes LGBTQ + siguen teniendo un riesgo particularmente alto de ser intimidados por su identidad. Más del 70% informa haber experimentado acoso verbal o comentarios homofóbicos, por parte del personal de la escuela, de compañeros de clase y hasta de maestros. Mientras que, más del 50% ha expresado que se siente inseguro en la escuela y no está dispuesto a denunciar incidentes de intimidación, creyendo que no se les tomará en serio.

Según la organización GLAAD, más del 60% de los estudiantes LGBTQ + que han confirmado un incidente, confiesan que no se tomaron medidas serias. Sarah Kate Ellis, presidenta y directora ejecutiva de GLAAD, la organización de defensa de los medios LGBTQ +, dijo que "Spirit Day" se ha convertido en " un megáfono para que los aliados envíen un mensaje unificado de aceptación y apoyo a los jóvenes LGBTQ+ cada año. “Estas estadísticas son inaceptables”.

Casi ningún LGBTQ+ está fuera del clóset laboralmente. Aun así, la cantidad de personas LGBTQ+ que han sufrido acoso sexual en el trabajo es alarmante.

La discriminación y acoso se traslada al ambiente laboral. De hecho, la celebración del Spirit Day cobra mayor relevancia cuando se consultan datos de un estudio realizado por el Congreso de Sindicatos de Reino Unido (TUC, por sus siglas en inglés), y publicado el 17 de mayo de 2019. La investigación titulada Acoso sexual de personas LGBT en el trabajo, encuestó a 1,001 personas LGBT+.

Según los resultados, 42% de estos trabajadores había recibido comentarios o preguntas inapropiadas sobre sus encuentros íntimos. Además, 27% aseguró haber recibido piropos que no eran bienvenidos.

Respecto a esto, 66% dijo no haber avisado a sus jefes, y más de un cuarto dijo que la razón fue que tenían miedo de que los sacaran del clóset en el trabajo. Esto porque, tan solo 1 de cada 3 empleados LGBTQ+ son abiertos sobre su orientación en el lugar donde laboran.


El acoso se manifiesta en todas partes y las personas transgénero también están expuestas a este tipo de conducta. De hecho, recientemente un hombre transgénero fue atacado y golpeado dentro de una tienda 7-Eleven en el barrio Old City en Filadelfia. El incidente se reportó el 13 de octubre en horas de la noche.

Las dos hermanas del hombre expresaron que su hermano de 30 años se había detenido en 7-Eleven en las calles 3rd y Market alrededor de las 9 p.m. después de asistir al evento OutFest de la ciudad. Las mujeres dijeron que su hermano llevaba una sudadera " Trans Lives Matter" que pudo haber causado que dos personas lo atacaran.

El video de vigilancia desde el interior de la tienda muestra a dos personas golpeando y peleando contra el hombre. Otro video lo muestra arrojado al suelo. Sus hermanas dijeron que lo patearon repetidamente en la cabeza y lo golpearon.

De acuerdo con el U.S. Transgender Survey realizado en el 2015, la comunidad transgénero enfrenta las mayores tasas de intentos de suicidio en comparación con los demás demográficos. El 40 por ciento de los adultos transgénero reportaron haber intentado suicidarse. Se reflejó que 92 por ciento de ellos hicieron el intento antes de los 25 años.

Mientras, las lesbianas, homosexuales y bisexuales que enfrentan problemas de identidad también enfrentan un mayor riesgo de suicidio. Según el grupo de apoyo nacional Trevor Project, la tasa de intentos es cuatro veces mayor que la de los adolescentes heterosexuales.


RELACIONADOS:LGBTQAcosoVíctimasTransgéneroIdentidad

Más contenido de tu interés