null: nullpx
Coronavirus

Vendedora ambulante que una vez fue 'homeless' teme volver a quedarse en la calle por la crisis de coronavirus

Lourdes, una hispana de 69 años y quien trabajaba vendiendo tamales en la calle, dice que tiene temor porque no sabe qué va a pasar, pues en medio de la pandemia ha tenido que dejar su labor.
6 May 2020 – 10:52 PM EDT

La mayoría de los vendedores ambulantes en Nueva York son trabajadores inmigrantes de bajos ingresos que dependen de las calles concurridas para ganarse la vida. Tras la crisis de coronavirus, ellos han sido uno de los más afectados por la pérdida de empleos y, sin ayuda financiera, luchan para poder sobrevivir.

"Desafortunadamente es una situación que tengo miedo al grado de quedarme en la calle, yo viví en la calle seis años... e incluso estoy empacando por si Dios no lo quiera, a dónde voy a ir, a dónde vamos a ir", dice Lourdes, una vendedora ambulante.



Lourdes tiene 69 años, y antes de la pandemia se ganaba la vida vendiendo tamales. Hace dos meses tuvo que dejar de trabajar, no ha podido pagar la renta y su mayor temor es tener que volver a vivir en la calle.

Su situación no es exclusiva. Según la organización Proyecto de Vendedores Ambulantes, en la ciudad de Nueva York existen cerca de 22,000 vendedores callejeros, muchos de los cuales son indocumentados, y aunque pagan sus impuestos, no clasifican para recibir ningún tipo de ayuda del gobierno.

"Siguen diciendo, hay este tipo de fondo, hay esto, lo otro, pero al final del día sabemos que la mayoría de nuestros miembros no han calificado y no van a calificar", subraya Stella Becerril, miembro del Proyecto de Vendedores Ambulantes.

La organización estima que entre el 5 y el 10% de los vendedores ambulantes siguen trabajando a pesar del riesgo de contagiarse.

"Yo ya estoy a punto de salirme mejor a vender, porque yo en junio tengo que tener la renta. Pero mi mayor miedo es enfermarme, han fallecido ya varios compañeros de venta", explica Lourdes.

Para estos vendedores, la crisis solo se agravó con el coronavirus. La falta de permisos para trabajar debido a una ley que limita las licencias para vender en la calle ya tenía a esta comunidad en una posición vulnerable. Se estima que muchos de estos trabajadores no podrán retomar sus pequeños negocios en el futuro.

Becerril comunica: "Seguimos abogando para que se cree un fondo para ayudar a gente indocumentada, y seguimos tratando de pasar las leyes necesarias para que la comunidad de vendedores ambulantes pueda seguir vendiendo después de la crisis sin acoso de la policía, sin acoso del departamento de salud".

Por su parte, Lourdes manifiesta: "Es terrible, es terrible, hay momentos en que a veces le digo a Dios que por qué si yo ya cumplí 69 años, por qué me ha dejado en este mundo ya tan vieja y sigo luchando y seguiré luchando, pero es muy difícil".

En un esfuerzo por brindar asistencia a esta comunidad, el Proyecto para Vendedores Ambulantes creó un fondo de emergencia con el que han podido ayudar a 180 familias con 300 dólares para pagar los servicios públicos o comprar comida. Sin embargo, la mayor preocupación sigue siendo el pago del alquiler.

Nueva York: boxeadores aficionados vencen la pandemia de coronavirus entrenando

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:CoronavirusNueva YorkSalud

Más contenido de tu interés