null: nullpx
Suicidios

Una niña se suicidó tras sufrir acoso y ahora sus padres demandan al distrito escolar por no hacer lo suficiente

La pequeña vivía en Nueva Jersey y tenía 12 años. Sus compañeras de sexto grado la intimidaban, la insultaban y la incitaron a que se quitara la vida atacándola en la escuela y a través de las redes sociales. Sus padres denunciaron el acoso.
3 Ago 2017 – 8:16 PM EDT

Los padres de una niña de 12 años de Nueva Jersey que se suicidó después de meses de sufrir un constante acoso de parte de sus compañeros de escuela anunciaron este martes en conferencia de prensa que demandarán al distrito escolar porque consideran que no hizo lo suficiente para proteger a la pequeña.

Mallory Grossman tenía sus redes sociales –como Instagram o Snapchat– llenas de comentarios crueles de otros niños. La madre de Mallory, Dianne Grossman, dijo a la prensa que su hija se suicidó por la intimidación que sufría incluso en la escuela.

Los mensajes "viles" recibidos por la niña incluían insultos y una sugerencia para que acabara con su propia vida, según detalló el abogado de la familia, Bruce Nagel. Según Nagel, las compañeras de la escuela Rockaway Township le preguntaban a Mallory "¿por qué no te matas?".


Mallory finalmente se quitó la vida el pasado 14 de junio. La familia prefirió no revelar cómo lo hizo.

"Ella era atleta, era tranquila y buena estudiante (...) Creo que representaba lo que (las otras niñas) no podían ser", dijo la madre.

Dianne y Seth Grossman relataron el padecimiento de su hija en la escuela por parte de un grupo de niñas de sexto grado que se burlaban de ella, la "despreciaban" y la apartaban a diario de la mesa en el almuerzo.

Los padres dijeron que estas burlas comenzaron a deteriorar el estado de ánimo de la niña, que era gimnasta en su escuela. Sus calificaciones comenzaron a bajar, su rendimiento en general se desplomó, y en casa siempre se quejaba de dolores de cabeza o estómago. Con demasiada frecuencia pedía quedarse en casa.

El acoso comenzó aproximadamente en octubre de 2016, momento en que los padres de Mallory se reunieron con las autoridades de la escuela.

Horas antes de que se quitara la vida, sus padres se reunieron con personal de la escuela y le solicitaron que realizaran un Informe de Acoso e Intimidación ( Harassment, Intimidation and Bullying HIB, por sus siglas en inglés), un procedimiento del Departamento de Educación de Nueva Jersey, pero aseguraron que la institución nunca lo hizo.

El abogado dijo que tienen la intención de demandar al distrito de Rockaway Township y a sus administradores por "grave negligencia", por haber ignorado las "súplicas" de los padres. Planea presentar la demanda en los próximos meses. Desde el distrito escolar de Rockaway Township, los abogados informaron al portal de noticias North Jersey que el distrito aún no había recibido el aviso legal de la familia.

Los padres habían planeado cambiar a la niña de esa escuela, pero dijeron que Mallory "no les dio la oportunidad".

La familia Grossman también podría emprender acciones legales contra los padres de las menores que intimidaban a Mallory. Dianne Grossman dijo que habló con la madre de una de las niñas antes del suicidio de Mallory, pero que esta lo desestimó con el argumento de que solo era en broma.

Grossman dijo que espera que la gente tome conciencia de que el monitoreo constante del uso de la tecnología por parte de los menores es fundamental y que nunca hay que pensar que un hijo "no es capaz" de ese tipo de cosas.

El suicidio de la niña sacudió a su distrito escolar y la comunidad escolar de Nueva Jersey. Las leyes antiacoso del estado se tornaron más rígidas después del suicidio en 2010 de un estudiante universitario, Tyler Clementi, informa The Washington Post. El joven había sido grabado por sus compañeros teniendo sexo con otro varón y los videos fueron publicados en redes sociales.


Bullying y suicidio

El bullying no es una actividad nueva en las escuelas, pero las redes sociales han hecho que esas humillaciones cobren otra dimensión, ya que ahora los niños y adolescentes pueden sufrir ese acoso todo el día, a cualquier hora.

Un estudio reciente hecho con 5,600 niños de 12 a 17 encontró que el 34% había sufrido acoso. La tasa de suicidios ha aumentado de 10.5 por cada 100,000 personas en 1999 a 13 (cada 100,000 personas) en 2014, según un análisis publicado en 2016 en el Centro de Atención y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Si bien las tasas de suicidio han aumentado en todos los grupos etarios, se destaca el de las niñas de entre 10 y 14 años, que experimentó el mayor aumento porcentual, triplicándose en 15 años de 0.5 a 1.7 por cada 100,000 personas.

Pero el dato es más preocupante si se suma el dado por la especialista en estadística de salud del CDC, Sally Curtin, que dijo a NPR que los intentos de suicidio son un número mucho mayor al de aquellos que terminan en muerte. "Las muertes son solo la punta del iceberg".

Atención

Parte de la definición de bullying o intimidación dado por CDC dice que se trata de un comportamiento agresivo real o percibido, que se repite. Puede incluir amenazas, rumores, ataques físicos o verbales, exclusión de grupos sociales. Puede darse tanto en persona como mediante tecnología.

Este tipo de intimidaciones, explican, produce efectos "duraderos y negativos en la salud mental y el bienestar general de los menores", tanto en los acosados como en los acosadores.

"Los efectos pueden incluir depresión, ansiedad, violencia para ellos mismos o para otros (...), puede existir violencia sexual, el abuso de sustancias, ausencias en clase y rendimiento escolar deficiente", explican.

Todos estos efectos producen un aumento del riesgo de comportamiento relacionado con el suicidio. "Los jóvenes que intimidan y que son intimidados tienen el mayor riesgo de suicidio", dicen los CDC.

Aunque aclaran que el comportamiento relacionado con el suicidio suele ser complejo y no deberse "a una sola fuente de trauma o estrés", las personas con pensamientos suicidas sienten por lo general "desamparo y desesperanza" y el bullying incrementa ese tipo de sentimientos.

Desde sitios especializados en bullying, como la web stopbullying.gov del gobierno federal que depende del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU, brindan información para detectar conductas en menores que puedan estar involucrados de algún modo en el acoso escolar.

Tienen un sitio en inglés y en español en este link en que detallan qué se debe hacer en cada caso: si un menor cambia sus actitudes, si se detecta bullying o si la escuela no está respondiendo como debería a las denuncias de acoso.


En fotos: Las ganas de aprender de estos niños son más fuertes que los obstáculos para ir a la escuela

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:SuicidiosBullyingSalud MentalMuertesSalud

Más contenido de tu interés