Huracán María

Tras el embate de María, Puerto Rico perderá más de 470,000 residentes: estudio

El Centro de Estudios Puertorriqueños del Hunter College, en Nueva York, toma en cuenta datos censales para trazar un estimado de cómo será la migración de puertorriqueños por la devastación que dejó el huracán.
20 Oct 2017 – 3:36 PM EDT

La sensación de que Puerto Rico se vaciará es parte de las conversaciones cotidianas por cómo la isla quedó tras el duro paso del huracán María hace un mes. Ahora, estimaciones demográficas apuntan a esa nueva realidad.

Entre 2017 y 2019, Puerto Rico perderá hasta 470,335 residentes (o el 14% de su población). El Centro de Estudios Puertorriqueños de Hunter College, en Nueva York, así lo estima en un nuevo reporte que pone lupa sobre el éxodo puertorriqueño tras el ciclón. (Para leer el reporte, acceda aquí.)

Anualmente, entre 114,000 y 213,000 puertorriqueños dejarán la isla, lee el reporte que se basa en un análisis de datos censales del American Community Survey para hacer sus proyecciones.

Aparte de esos datos, la experiencia en Nueva Orleans tras el huracán Katrina forma parte de otros indicadores que los autores tomaron en cuenta para sus estimaciones.

En este contexto histórico, Florida, Pennsylvania, Texas, Nueva York, Nueva Jersey, Massachusetts, Connecticut, Ohio, California e Illinois son los estados que más recibirán boricuas.


Estos son los estados que recibirán más puertorriqueños tras el embate de María
Estos de acuerdo con estimaciones presentadas en un reporte del Centro de Estudios Puertorriqueños de Hunter College.
FUENTE: Centro de Estudios Puertorriqueños | UNIVISION

"En el reporte tratamos de hablar un poco de lo que implica el éxodo por grupo demográfico. Muchas de las familias necesitarán intervención psicológica de consejería, no solo por el trauma de una transición a un lugar desconocido sino de salir de unas condiciones que fueron opresivas", dice Edwin Meléndez, director del centro y autor del informe junto a Jennifer Hinojosa.

Como indica Meléndez en entrevista con Univision Noticias, esa migración incluye a niños de edad escolar y preeescolar que necesitarán servicios de cuido y médicos así como transferencia de documentos y ello, a su vez, tiene efectos en los adultos que vienen con ellos.

Otros retos entran en discusión cuando quienes llegan son envejecientes que necesitan atención médica sea por diálisis, enfermedades cardíacas, diabetes o cualquiera que requiera servicios continuos y debe ajustarse a otro sistema clínico. Eso más allá de lo que ya supone trasladar la vida de un lugar a otro.

Si bien hay ciudades que tienen grandes concentraciones de puertorriqueños, como enfatiza Meléndez, surge una pregunta sobre "si las comunidades están listas para recibirlos".

Como recuerda Meléndez, el gobernador de Florida, Rick Scott, declaró estado de emergencia en su estado para facilitar recursos a quienes se han visto forzados a abandonar Puerto Rico ante la devastación que dejó el huracán María.

Otras localidades como Nueva York han puesto en marcha iniciativas para atender a los cientos que llegarán en busca de ayuda pero cada lugar tiene sus retos respecto a empleo o vivienda. "Aquí (en Nueva York) se facilita (la llegada de puertorriqueños), pero la vivienda no es fácil de facilitar", reconoce Meléndez.

Las proyecciones de este estudio apuntan que Florida será el estado más afectado por el éxodo con un flujo anual estimado de 40,000 a 82,000 personas.


"Los puertorriqueños se van a disperar por todo Estados Unidos, y ya en Nueva York estamos viendo el impacto de familias que están llegando, pero la realidad es que Florida es donde más impacto tendrá la migración", dice Meléndez. Esa migración desembocará en que Florida sea el estado con la concentración más alta de puertorriqueños, sobrepasando por primera vez en la historia al estado de Nueva York, lee el estudio.

Si ya ese estado se había colocado como uno de preferencia entre los boricuas por la proximidad a sus familias, esos miles de boricuas tendrán un impacto político.

Modificando el panorama político

"Ese impacto tiene que ver con los servicios locales que se han establecido entre la declaración de emergencia del gobernador y a medidano plazo, con un bloque de votantes. Dado el trauma que sufrieron los puertorriqueños de aquí y allá, el voto se va a dirigir como en las elecciones pasadas en base a cómo los candidatos presentaron plataformas que respondieron a inquietudes", afirma Meléndez.

De cara a esas próximas elecciones, esos puertorriqueños tomarán en cuenta no solo la ayuda federal a Puerto Rico sino problemas locales de la vivienda, educación y el acceso al Medicaid, comenta Meléndez.

De acuerdo con el estudio, se espera que Nueva York -el estado que tiene la concentración más alta de puertorriqueños antes del huracán María (1,081,110, según datos del American Community Survey)-, reciba una fracción de los migrantes: 12,000.

Este reporte, considera Meléndez, es una suerte de un recordatorio de que el éxodo apenas está comenzando. De acuerdo con el informe, debido a la devastación y las secuelas de María, Puerto Rico perderá en unos años la misma población que perdió en una década, de 2006 a 2016, en el marco de su crisis económica.

"El desempleo será muy alto por los próximos años", recuerda Meléndez aparte del impacto en sectores como la agricultura, el turismo y los comercios en general en medio de la escasez que al momento impera en un mes que para muchos parece una eternidad.


En fotos: Así sobrevive Utuado, uno de los municipios más afectados por el huracán María en Puerto Rico

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Huracán MaríaLocal

Más contenido de tu interés