null: nullpx
Educación

Petición en internet contra sacerdote "cruel y racista" en Staten Island

Según una demanda, el padre Michael Reilly hace comentarios “sexistas y homófobos”.
22 May 2016 – 08:15 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

MANHATTAN, Nueva York.- Los padres, estudiantes y exalumnos de la secundaria St. Joseph by the Sea, en Staten Island, buscan que el cardenal Timothy Dolan retire de su posición de director al sacerdote Michael Reilly, a quien acusan de “monstruo cruel y racista”.

A Reilly, de 50 años, se le imputa ser un “tirano que trata a sus alumnos como esclavos”, según los comentarios en una petición en el sitio change.org que hasta ahora tiene 1,666 firmas. Pero el clérigo también cuenta con su propia petición de apoyo con 271 firmas.

La semana pasada, tres miembros del personal de la escuela presentaron una demanda contra el cardenal Timothy Dolan, la Arquidiócesis, el reverendo Reilly y dos catedráticos adjuntos. Los demandantes, dos de los cuales son oficiales retirados del NYPD, reclaman que los comentarios “sexistas, racistas y homófobos” del reverendo han creado un “ambiente hostil” en la secundaria. La demanda sostiene que Reilly usó lenguaje inapropiado para referirse a los afroamericanos y profesores ancianos.

El abogado de Reilly, Mark Goidell, negó las acusaciones y dijo al Daily News que se trataban de “quejas tardías en salir de las sombras”.

Una madre identificada como Kristen McCormack escribió que fue diagnosticada con cáncer cuando su hija cursaba el segundo año. La mujer supuestamente notificó a Reilly acerca de las cirugías y quimioterapia, y explicó que la situación podría afectar el desempeño académico de la estudiante.

“Las palabras de Reilly para mí fueron: Señora McCormack, recuerde a su hija que su educación es mucho más importante que cualquier otra cosa que pase en sus vidas. Bonitas palabras de consuelo de un falso cura”, se quejó.


NUNCA HAN QUERIDO RETIRARLO

Se alegó que exmiembros del Consejo de Administración de la escuela votaron dos veces para retirar a Reilly de su posición en el otoño de 2011, pero la resolución fue rechazada por funcionarios de la iglesia.

“Eso es totalmente falso. Es ficción”, dijo Goidell al rotativo. “Él tiene todo el apoyo del Consejo de Administración…y de la Arquidiócesis”.

Los demandantes sostienen en los documentos de corte que Reilly usa “lenguaje grosero” y hace “comentarios crudos y abusivos” que son tolerados por la Arquidiócesis y el cardenal Dolan.

Pero funcionarios de la Arquidiócesis calificaron como “absurdo” que el sacerdote y su personal usen lenguaje inapropiado, especialmente para dirigirse a los empleados más antiguos.

Lea también:


Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés