Asesinatos

Oscar Morel se declara "no culpable" por las muertes del imán y su colaborador en Queens

Su abogado Michael Schwed pidió al juez que le concediera el beneficio de libertad bajo fianza, pero le fue denegado luego de que la fiscalía asegurara que existen varias pruebas contra el hispano.
1 Sep 2016 – 7:08 PM EDT

QUEENS, Nueva York.- El hispano Oscar Morel, acusado de asesinar al imán Maulama Akonjee y su colaborador Thara Uddin, se declaró "no culpable" el jueves ante el juez Gregory I. Lasak durante su cuarta audiencia en la corte criminal de Queens.

Su abogado, Michael Schwed, solicitó al juez que le concediera la libertad bajo fianza, ya que Morel no fue identificado por un testigo en la alineación de sospechosos. Sin embargo, el magistrado Lasak denegó la petición después de que el asistente del fiscal del distrito de Queens, Peter Lomp, asegurara en el tribunal que existe "amplia corroboración de la participación del acusado en este caso”.

Morel, de 36 años, enfrenta un cargo de asesinato en primer grado, dos cargos de asesinato en segundo grado y dos cargos en segundo grado por la posesión criminal de un arma. Lomp, quien estuvo hablando con la familia de Akonjee antes de la audiencia, especificó al juez que la Fiscalía tiene como evidencia las pruebas de balística, el video de vigilancia y declaraciones de Morel acerca de su presunta culpabilidad.

El asistente del fiscal estipuló que las balas recuperadas en los cuerpos de Akonjee y Uddin, corresponden al revólver Taurus calibre .38 que junto a cinco casquillos de bala descargados, el NYPD descubrió en una bolsa oculta en una pared del apartamento de Morel, en Brooklyn.

Precisó que un total de cinco disparos fueron hechos a Akonjee y Uddin antes de sentenciar que “se determinó científicamente que el arma fue utilizada en este asesinato”.


De acuerdo con la policía de la Ciudad de Nueva York, Morel supuestamente aparece en un video de vigilancia, en el que se observa cómo huye en una camioneta negra GMC Trailblazer de la zona del tiroteo, en Ozone Park, Queens. Unos 10 minutos más tarde, atropelló en Brooklyn a un ciclista, quien logró identificar las placas y dar aviso.

Ninguna de estas declaraciones parecen tener peso para el abogado Michael Schwed, quien afuera de la corte expresó que “la policía encontró en el departamento de mi cliente ropa similar a la del sospechoso, pero eso no prueba que él lo hizo... Ellos (la policía y los fiscales) dicen que el arma fue encontrada en su casa, pero no he visto ninguna prueba de eso todavía. No he visto un reporte sobre las pruebas de balística”.

“Mi cliente mantiene su inocencia (…) De hecho, un testigo eligió a otro individuo en una alineación de sospechosos. No tienen evidencias sólidas en el caso”, dijo.

"Señor, danos fuerzas"

Minutos antes de que Oscar Morel reingresara a la corte, lo hicieron sus padres dominicanos, su hermano y sus primos, quienes se sentaron en la tercera banca, de la parte derecha.

Ana Morel susurró varias plegarias en español antes de que su hijo fuese presentado ante el juez. “Dios dale las palabras al abogado”, expresó con aflicción. “Señor danos fuerza”, pidió la mujer antes de guardar silencio total, pues su hijo entró en la sala.

Con la cabeza rapada y más delgado que en la audiencia del 22 de agosto, Oscar Morel escuchó al magistrado Lasak y respondió "no culpable" cuando se le preguntó cómo se declaraba de los cinco cargos que se le imputan.

En el lado izquierdo del salón lo escucharon con atención cerca de una treintena de miembros de la mezquita Al-Furqan Jame Masjid. Entre ellos estaba Naima Akonjee, uno de los siete hijos del imán, junto a su primo y los amigos de su padre.

“Es muy triste todo esto”, dijo el joven de 28 años al salir del tribunal, sin ofrecer más comentarios.


Sin freno la discusión sobre el odio

El abogado Michael Schwed dijo que aunque su cliente no ejecutó al imán y a su colaborador, el individuo que lo hizo “no tenía un motivo religioso”.

“No tiene nada que ver con un crimen de odio”, dijo Schwed. “El crimen tiene que ver un poco con la mezquita, no particularmente con el imán. No estoy diciendo que esta teoría está confirmada, es por eso que estoy pidiendo a un investigador que lo compruebe".

Pero los miembros de la mezquita Al-Furqan Jame Masjid rechazaron esas declaraciones.

“Fue un crimen de odio y nada más. La policía encontró el arma en su casa, ¿qué otra evidencia se necesita?”, dijo Mustafá Uddin, quien no tiene parentesco con Thara Uddin. “El imán era un hombre de paz y profundamente religioso que no estaba involucrado en nada turbio. No permitiremos que su memoria sea ensuciada”, manifestó.

Por su parte, el NYPD reportó que el motivo del doble asesinato sigue bajo investigación.

Oscar Morel deberá regresar a la corte el 18 de octubre. Se enfrenta a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional si es declarado culpable.

Vea también:


Más contenido de tu interés