null: nullpx
Trending

“No me van a derrotar ahora”: el mensaje viral a los supremacistas de una abuelita de Nueva York que escapó de los nazis

Cuando niña, Marianne Rubin tuvo que salir de Alemania huyendo de los Nazis que venían hostigando a su familia. Hoy tiene 89 años y se niega a tener que volver a sentir ese miedo en el que ha sido su país por tanto años. Por eso salió a marchar, para recordarle al mundo "lo que puede pasar cuando se guarda silencio con este tipo de episodios".
16 Ago 2017 – 4:33 PM EDT

Marianne Rubin tiene 89 años pero a pesar de su edad no quiso perderse la convocatoria que se hizo el pasado lunes en Nueva York para reunirse en Union Square y levantar la voz de indignación por los desmanes sucedidos en Charlottesville. Lejos de la apatía de muchos, Rubin sabía que tenía que salir a protestar, se puso unos tenis, cogió un par de marcadores y escribió una consigna en un papel blanco: “Escapé de los Nazis una vez, no voy a dejar que me derroten ahora”.

Ver desfilar por las calles de Charlottesville cruces esvásticas, iconografía nazi y hombres que armados con bates y escudos gritaban al unísono arengas sobre la supremacía blanca trajo a la memoria de esta mujer escenas difíciles de su infancia. De niña, cuando aún vivía en Alemania, los nazis llegaron abruptamente a su casa, “me echaron al suelo, luego empujaron a mi padre”, le contó a un periodista de la cadena CBS News que estaba presente en las marchas.

En 1930, Marianne tuvo que dejar su patria, huir primero a Italia, luego a Francia, para finalmente encontrar un nuevo hogar en Estados Unidos. Su abuela no corrió con tanta suerte, pues tras haber logrado huir regresó a Alemania para salvar a más miembros de su familia y terminó muriendo en un campo de concentración de la entonces Checoslovaquia, según le contó al HuffingtonPost . “Es terrible, es muy triste, yo voté por él”, decía lamentándose haciendo referencia puntual a las declaraciones que había hecho el presidente Donald Trump en las que había evitado, en sus más tempranas alocuciones, llamar con nombre propio lo que había sucedido en Virginia.


La imagen de esta abuelita sosteniendo el cartel pronto se apoderó de las redes sociales. Fue reuiteada 100,000 veces después de que el periodista de CBS la publicara y en la red social Imgur alcanzó más de 320,000 likes. Así, el acto de esta mujer fue convirtiendo en una clara advertencia de por qué el país no podía tomarse a la ligera que grupos de ultra derecha y miembros del Ku Klux Klan se sintieran con derecho a hablar más fuerte.

“Gracias Marianne Rubin, necesitamos más gente como usted que nos recuerden los horrores del pasado. Es una pena que haya gente que en Estados Unidos y Europa quiera caminar con una bandera nazi”, escribió uno de los internautas en la foto que su nieta, Lena Schnall, compartió en blanco y negro en la red social NK 361 con la dedicatoria: “Casi 90 años y mi hermosa abuela sigue aquí luchando, inspirándonos y recordándole al mundo lo que pasa cuando nos quedamos callados”.


En fotos: Así fue la batalla campal en Charlottesville entre los supremacistas blancos y los opositores a su marcha

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TrendingIncidentes de OdioLocal

Más contenido de tu interés