null: nullpx
New York Police Department

“No cerraremos la Quinta Avenida”, pero hay otros cambios alrededor de la Torre Trump

El Servicio Secreto, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio y el comisionado del NYPD, James O'Neill, delinearon cómo la vigilancia a la sede de los negocios y la residencia del presidente electo Donald Trump afectará el flujo vehicular y peatonal.
19 Nov 2016 – 8:30 PM EST

MANHATTAN, Nueva York. - Una pantalla gigante mostraba un mapa del área de Trump Tower y la otra proyectaba imágenes en tiempo real de cámaras de seguridad en las calles 55, 56 y 57 con la Quinta Avenida y la calle 56 con la Madison.

Con ese telón de fondo, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, y el comisionado del Departamento de la Policía de la ciudad (NYPD, por sus siglas en inglés), James O’Neill, delinearon este viernes en la tarde junto a agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos y el Departamento de Transportación cómo será el plan de seguridad y de tráfico por la sede y residencia del presidente electo Donald Trump.

“No cerraremos la Quinta Avenida”, aclaró O’Neill en torno al plan de seguridad por la Torre Trump que está erigida en la Quinta Avenida, entre las calles 56 y 57 del este.

O’Neill dijo que eso ocurrió en ciertos momentos a partir del día de las elecciones para mejorar la seguridad en el área y ante las manifestaciones de los últimos días.

El comisionado aclaró que el plan se ajustará a medida que las circunstancias cambien pero que la intención es el balance para que residentes, comerciantes, la transportación pública y turistas en el área tengan las interrupciones mínimas.


La seguridad que se ha visto en el área hasta el momento será la nueva constante por un periodo de 65 días mientras Trump asuma el cargo, detalló O'Neill.

"Debemos garantizar el flujo del tránsito en Midtown pero también la seguridad del presidente electo y de su familia", sostuvo De Blasio desde One Police Plaza, la sede del NYPD ubicada en Lower Manhattan, en sus tradicionales declaraciones en español en cada rueda de prensa.

De Blasio ya había anticipado que reconoce que la situación del tráfico "es un problema" y que se magnifica de cara a la temporada navideña. “Obviamente el tráfico en Midtown tiene que fluir y obviamente el presidente electo y todo su equipo deben estar protegidos”, recalcó.

El alcalde reiteró que procurar que el tránsito vehicular fluya en el marco de estas circunstancias supone un reto pero que están comprometidos con que la ciudad continúe su movimiento y que las personas puedan fluir en dicho vecindario.

Mucho se verá pero buena parte de ese plan no se verá tan fácilmente, subrayó O'Neill en alusión a la vigilancia en el área.

Como indicó el agente especial a cargo del Servicio Secreto en Nueva York, David Beach, para no comprometer la operación, no puede comentar en torno a información específica sobre su plan.

Aparte de la fluidez del tránsito vehicular y peatonal, una pregunta que ha rondado es cómo los negocios localizados alrededor de la Torre Trump, algunos de ellos establecimientos de lujo, residentes y aquellos que pasan por esta área rumbo a sus trabajos y hogares se ven afectados por estos cambios en su vecindario.

"Haremos lo mejor que podamos en tratar de atender esas preocupaciones y hacer los ajustes que podamos en el contexto de la seguridad que debemos mantener la seguridad en el área".

Pero ese plan, inevitablemente, supone cambios.

El jefe de departamento del NYPD, el oficial Carlos Gómez explicó que el trabajo en conjunto del NYPD con el Servicio Secreto pretende brindar la mayor seguridad posible al presidente electo, su familia, los residentes de la Torre Trump y los negocios del área al tiempo que intenta evitar un impacto adverso en el tráfico del área.

Revisión obligatoria en la calle 56

En ese sentido, aunque el plan de seguridad no contempla el cierre de la Quinta Avenida, la calle 56 sí estará cerrada al tránsito vehicular entre la Quinta Avenida y Madison.

“Pero los peatones que residan o trabajen en el área o que quieran cruzarla podrán hacerlo por el lado sur de la calle 56 pero luego de ser chequeados por nosotros y el Servicio Secreto”, mencionó Gómez.

De acuerdo con Gómez, el plan incluye desde policías uniformados, chequeos de bolsos a través de la Quinta Avenida y en la entrada de la Torre Trump, oficinas y áreas de observación en dicho perímetro, así como oficiales que asistirán en caso de manifestaciones como las que se han dado en los últimos días.

En caso de protestas, se designaron áreas para ese propósito. "Grupos pequeños estarán permitidos en la acera para que no obstruyan el tráfico pero cuando sean manifestaciones mayores quizás debamos cerrar el tránsito por la Quinta Avenida".

Habrá también unidades caninas, oficiales de contraterrorismo y del 'Critical Response Command'.

De Blasio exhortó a que especialmente de cara a las vacaciones, la gente evite llevar sus autos a Midtown y particularmente por el área de la Torre Trump, de la calle 53 a la 57 y de las avenidas Madison a la Sexta. La opción ideal en este caso, apuntó, es la transportación pública.


Sexto día de manifestaciones a favor y en contra de Donald Trump en Nueva York

Loading
Cargando galería


Lea también:


Más contenido de tu interés