null: nullpx
Control de Inmigración y Aduanas (ICE)

ICE ahora tiene la capacidad de localizar a indocumentados a través de sus celulares en Nueva York

ICE obtuvo permiso de una corte para usar teléfonos celulares y adquirir registros de llamadas para cazar inmigrantes indocumentados en la supuesta "ciudad santuario" de Nueva York.
Read this article in English
17 Oct 2019 – 8:10 AM EDT

A los agentes federales de inmigración en la ciudad de Nueva York se les permitió usar un poderoso dispositivo de vigilancia llamado "stingray" que espía los teléfonos celulares. Según documentos de la corte a los que tuvo acceso Univision 41 Investiga, se les permitió usar esta herramienta para localizar a un inmigrante indocumentado. ¿Su crimen? Reingresar ilegalmente a los Estados Unidos después de haber sido deportado.

Esta es la segunda vez que periodistas descubren a ICE usando este controversial aparato espía en un caso de deportación durante el mandato de Trump, lo que demuestra hasta dónde llegará la agencia para avanzar la política de tolerancia cero con respecto a la inmigración ilegal.

El stingray fue pensado en un inicio como una herramienta de espionaje para cazar terroristas, pero en los últimos años se ha usado más y más -- en secreto -- por agentes federales y la policía local. Esto preocupa a expertos en privacidad.

En el 2015, ICE estableció normas internas para el uso de esta tecnología tan invasiva "en la continuación de las investigaciones criminales". Sin embargo, ICE considera que simplemente regresar a los Estados Unidos después de haber sido deportado es un delito suficiente para justificar el uso de esta tecnología.

La investigación de Univision 41 examinó de cerca un caso en el que ICE solicitó -- y recibió -- el permiso de un juez federal para usar un stingray para rastrear a un hombre mexicano en Brooklyn. Los agentes federales también habían obtenido secretamente los registros de llamadas de su teléfono celular y la ubicación por medio de su proveedor Sprint, según indican los documentos judiciales que descubrimos.

Valente Palacios Tellez, de 33 años, ahora se encuentra en la cárcel federal. El miércoles 16 de Octubre, fue sentenciado a un año de carcel y espera procedimientos de deportación.

"Creo que es demasiado, porque mi hermano no es un asesino. No es un terrorista", dijo su hermana mayor, que nos habló con la condición de que no mencionáramos su nombre porque teme represalias de ICE.

Durante todo el proceso penal de Palacios Tellez este año, el fiscal federal nunca reveló que el gobierno había recurrido a espiar su teléfono. Su propia abogada defensora federal, Mildred Whalen, no sabía que ICE espiaba el teléfono de su cliente hasta que Univision 41 Investiga se puso en contacto con ella en Julio.

A pesar de las largas entrevistas, Whalen se negó a comentar en este artículo. Palacios Tellez rechazó una entrevista desde la cárcel, temiendo que afectará su caso y pusiera en peligro a su regreso a México.

Como resultado de nuestro trabajo, la oficina de Defensores Federales de Nueva York en Brooklyn está revisando sus casos de inmigración criminal para ver si los agentes federales usaron stingrays sin notificar a los abogados defensores.

Los detalles de este caso sorprendieron a Jerome Greco, un experto en tecnología de vigilancia y abogado de El Legal Aid Society, que proporciona defensa pública a personas acusadas de crímenes en la ciudad de Nueva York.

"Lo están usando para localizar a alguien que creen que podría ser deportado", dijo. "El hecho de que estemos usando una tecnología tan poderosa e invasiva para una carga de ese tipo... es completamente excesivo e innecesario."

"Es un camino peligroso. Cuantas más veces permitamos que se use esto, más se aceptará", el agregó.

Entrada ilegal

Palacios Tellez tenía 17 años en el 2003 cuando dejó su pueblo mexicano cerca de la ciudad de Puebla para buscar oportunidades económicas en los Estados Unidos. Lo capturaron cuatro veces tratando de cruzar la frontera en la semana antes del Día de Acción de Gracias. Tuvo éxito en su quinto intento y comenzó a trabajar en construcción en la ciudad de Nueva York.

Formó una familia aquí, tuvo una hija y trabajó seis días a la semana durante casi una década, según miembros de su familia.

Pero una hora antes del amanecer el 10 de Noviembre de 2012, Palacios Tellez tuvo una pelea, estando bajo la influencia del alcohol, frente a un restaurante en la Quinta Avenida en Brooklyn. Según el informe de la policía, un oficial de la policía de Nueva York lo vio sacar una navaja y atacar a otro hombre. El otro hombre fue enviado a Lutheran Hospital con heridas en la muñeca y el brazo.

Palacios Tellez fue declarado culpable de un delito grave, condenado a dos años de prisión estatal y deportado en el verano de 2014.

Pero regresó a Brooklyn para ver a su hija adolescente. Continuó trabajando en construcción y conoció a su novia, María Cruz.

Luego, el 3 de Febrero del 2019, Palacios Tellez participó en otra pelea después de ingerir alcohol y de nuevo fue arrestado por la policía de Nueva York. Los cargos fueron retirados y el caso fue desestimado. Pero registros sellados de la corte obtenidos por Univision 41 Investiga muestran que una "orden de retención del ICE" fue colocada sobre él, ya que la agencia federal se enteró de que Palacios Tellez estaba de vuelta en el país.

ICE se ocupó del caso, y un gran jurado en Brooklyn lo acusó en secreto el 19 de marzo por reingreso ilegal. La acusación dice poco sobre su caso, simplemente que "fue encontrado en los Estados Unidos".

¿Cómo lo encontraron?

ICE trató de encontrarlo en la casa de sus dos hermanas en el vecindario de Kensington, en Brooklyn, usando la dirección que figura en su informe de arresto de la policía de Nueva York, según los registros de la corte. Pasaron por la casa durante todo el mes de abril, pero él ya se había ido y mudado con su novia a unas 6 millas del hogar. Finalmente convencieron a una hermana de que les entregara su teléfono celular, y ahí encontraron un número de teléfono bajo el nombre de "Val".

El 1 de Mayo, el agente de ICE Christian F. Sabatino presentó una declaración jurada a un juez federal describiendo el caso y solicitando autorización para espiar los registros telefónicos de Palacios Tellez. Ese mismo día, el juez Steven M. Gold ordenó a Sprint que rastreara su teléfono y que compartiera su información con ICE. Sprint también fue dirigido a enviar "una señal" secretamente al teléfono de Palacios Tellez para determinar su ubicación, usando la misma función GPS que ayuda a personal de emergencia rápidamente encontrar a alguien cuando llaman a 911.

Ese día, ICE también recibió ayuda de Jonathan Siegel, un abogado de la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Este de Nueva York, quién obtuvo el permiso del juez para espiar el registro de llamadas telefónicas de Palacios Tellez, pero no el audio de las llamadas.

Según la familia de Palacios Tellez, su smartphone Samsung gris había estado desconectado durante meses, porque no había pagado la cuenta. Aún así, los registros de la corte muestran que ICE todavía pudo localizarlo cerca de la intersección de las avenidas de Glenmore y Schenk en Brooklyn.

Pero eso no fue suficiente.

Un oficial de ICE sacó la dirección en Google Maps y vio varias casas y edificios de apartamentos en el área. La agencia quería saber exactamente en qué habitación y en qué casa.

El 16 de mayo, el agente de ICE solicitó formalmente permiso para usar un "simulador de transmisión de célular". Este es el término común que se utiliza para describir estos aparatos de espionaje, el más famoso siendo el "StingRay," que fue desarrollado por una contratista militar en Florida llamada Harris Corporation.


En los documentos de la corte, el agente Sabatino describió cómo funcionaría el dispositivo: Se convierte en una torre de telecomunicaciones falsa, que se conecta secretamente a todos los teléfonos de la zona. Cuando identifica el teléfono celular de interés, por medio de su número único de tarjeta SIM, se desconecta de todos los demás teléfonos y se centra únicamente en el objetivo.

Sabatino prometió que sólo usaría el dispositivo espía para determinar la ubicación exacta de Palacios Tellez, pero no colectaría correos electrónicos, mensajes de texto, fotos o llamadas telefónicas. También aseguró que ICE borraría la información de cualquier otra persona que fuera recopilada accidentalmente.

El juez federal Steven L. Tiscione inmediatamente aprobó la solicitud y le dió 30 días a ICE para hacerlo.


Toc Toc

Justo después del amanecer a las 6 a.m. del Miércoles 5 de Junio, agentes de ICE tocaron la puerta de María Cruz en el vecindario de East New York en Brooklyn. Estaba durmiendo en la cama con Palacios Tellez, y sus dos hijos adolescentes de su matrimonio anterior estaban en sus habitaciones.

Cruz recuerda que los agentes federales estaban parados afuera de su ventana, apuntando linternas a la casa. Los agentes amenazaron con tumbar la puerta si ella no la abría inmediatamente. Según Cruz, ella abrió la puerta y varios agentes armados se dirigieron directamente al último cuarto, donde sacaron a Palacios Tellez de la cama.

Su hija exigió ver una orden judicial. Un agente le dijo que se callara y fuera a una escuela de derechos, nos dijo la joven.

Palacios Tellez fue puesto bajo custodia por los U.S. Marshals y llevado a MDC Brooklyn, la cárcel federal que queda cerca de Gowanus Bay.

Cruz llevaba tres meses de embarazo, esperando gemelos.

Desde entonces, Cruz visita a su pareja todos los Lunes por la tarde. Toma dos subways y tarda una hora en llegar. Durante un viaje reciente en Septiembre, dijo: "Me alegro por mis bebés, pero al mismo tiempo, siempre estoy triste. Creo que cuando una mujer está embarazada, quiere estar con su pareja".

Ella esta supuesta a dar a luz en Diciembre. Cuando nazcan los gemelos, su padre aún seguirá en prisión. Cruz planea continuar visitándolo. Pero, eso será imposible si sucede lo que le pasa a muchos inmigrantes en proceso de deportación, quienes terminan siendo transferidos a la prisión privada de Moshannon Valley Correctional Center en Pennsylvania.

El abogado defensor de su pareja le aconsejó que mantuviera apagado el teléfono de Palacios Tellez. Ahora que entiende cómo funcionan los stingrays, también está preocupada por su propio teléfono.

"Cuando los inmigrantes se den cuenta de que...[ICE] nos va a atrapar por tener un teléfono, va a ser muy difícil para un inmigrante tener un teléfono."

"O sea que tenemos que ser cautelosos con lo que llevamos en nuestras manos también?", dijo. "Cuando los inmigrantes se den cuenta de que...[ICE] nos va a atrapar por tener un teléfono, va a ser muy difícil para un inmigrante tener un teléfono."

Investigando

más a fondo

El abogado de Palacios Tellez no sabía que los agentes federales pidieron usar un stingray o espiaban sus registros telefónicos, porque esas órdenes fueron presentadas bajo diferentes números de caso en la corte. Y los documentos no estaban incluidos en su caso criminal.

Ni ICE, ni la Oficina del Fiscal General de los Estados Unidos en Brooklyn, han dicho si los stingrays fueron utilizados aquí en la ciudad de Nueva York para encontrar a otros inmigrantes indocumentados. Revisamos más de 2,000 páginas de documentos judiciales, pero no pudimos encontrar otro caso en esta área.

El único otro caso que recibió atención generalizada fue el de hace dos años, cuando el reportero Robert Snell del periódico Detroit News descubrió que ICE había usado un stingray en Marzo del 2017 para encontrar a Rudy Carcamo-Carranza, un joven de El Salvador. ¿Sus crímenes federales? Reingresar a los Estados Unidos ilegalmente y usar una green card falsa para obtener trabajo en un restaurante de mariscos en Troy, Michigan.

Por lo visto, ICE opera bajo sus propias reglas internas. Como dijo el exdirector interino de ICE Thomas Homan en una carta al senador estadounidense Ron Wyden en 2017: “ICE Enforcement and Removal Operations.... no utiliza simuladores de transmisión de celular con el propósito de enforzar la ley civil de inmigración". De hecho, los casos de Michigan y Nueva York son asuntos penales, porque es un delito grave volver a entrar a los Estados Unidos después de ser deportado.

Sin embargo, estos dos ejemplos muestran claramente que el estándar de ICE para usar estos aparatos de espionaje es bajo, según Nathan Freed Wessler, un abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) que ha monitoreado el uso de esta tecnología.

"Esto es fundamentalmente la aplicación de la ley de inmigración. Está redactado en el lenguaje de la aplicación de la ley penal, porque la reentrada ilegal está clasificada como un delito. Pero lo que están haciendo es buscar a alguien que no tiene autorización para estar en el país", dijo Wessler.

Tampoco está claro cómo ICE descubrió el caso de Palacios Tellez. Nueva York se ha declarado una "ciudad santuario", y en 2014, el alcalde Bill DeBlasio firmó proyectos de ley que redujeron la cooperación de la ciudad con las autoridades federales de inmigración.

Los expertos en privacidad sospechan que Palacios Tellez apareció en el radar de ICE después de su pelea en Brooklyn, porque la policía de Nueva York envía información de arrestos a la División de Servicios de Justicia Criminal del estado de Nueva York, que revisa una base de datos de huellas del FBI, que se comunica con la propia "Base de Datos Integrada" de ICE.

Albert Fox Cahn, un abogado en la ciudad de Nueva York que fundó el Proyecto de Vigilancia Tecnológica (STOP), dijo que este tipo de intercambio de información presenta un enorme vacío en el supuesto estatus santuario de la ciudad.

Ángel Díaz, abogado del programa de libertad y seguridad nacional del Brennan Center for Justice de la Universidad de Nueva York, piensa igual.

"Se supone que la ciudad de Nueva York es una ciudad santuario", dijo Díaz. "Si no se hace ningún trabajo significativo para limitar el intercambio de información entre las autoridades locales y las autoridades federales, entonces la información de arresto o cualquier información que la policía de Nueva York tenga puede ser recogida por ICE para deportar a las personas".


De vuelta a casa en Puebla, México

Palacios Tellez estaba en la cárcel este verano cuando se enteró de la terrible noticia: su hermano menor, Ismael, fue asesinado a tiros en su país. El joven de 26 años había decidido quedarse con su madre y hacerse cargo de la granja familiar en el pequeño pueblo de San Bartolomé Tepetlacaltechco, en las afueras de la ciudad de Puebla. Allí crió ovejas, cabras y vacas. El 21 de julio de este año, le pegaron 8 balas y lo dejaron morir.

La hermana de Palacios Tellez en Brooklyn dijo que la familia no espera que la policía de allí investigue realmente el asesinato, debido a la alta corrupción, que es impensable para alguien en Estados Unidos.

"Ni siquiera sabemos quién lo mató", dijo su hermana en Brooklyn, con lágrimas en los ojos. "A mi madre le preocupa que le pase lo mismo a Valente si es deportado".


Más contenido de tu interés