null: nullpx
Tiroteos

Familia pide el arresto del agente del NYPD que mató a un afroestadounidense el 4 de julio

Un video en manos del fiscal del Estado desmiente la versión del agente Wayne Isaacs sobre por qué le disparó a Delrawn "Smalls" Dempsey, en Brooklyn.
10 Jul 2016 – 10:43 PM EDT

NUEVA JERSEY. – En tensa calma se mantiene la familia del fenecido afroestadounidense Delrawn "Smalls" Dempsey, esperando el arresto del oficial del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York ( NYPD), Wayne Isaacs, luego de que fuese difundido públicamente un video que pone en entredicho la versión de las autoridades sobre el incidente, que culminó en la muerte del exconfinado de 37 años, la noche del lunes 4 de julio en Brooklyn.

El comisionado del NYPD, William Bratton, aseguró el viernes que la pesquisa sobre el incidente se encuentra en una etapa muy temprana. Pero el abogado Roger Wareham, representante legal de la familia Dempsey, entiende que el video en posesión de la fiscalía de Manhattan es más que contundente al evidenciar que la versión oficial, que alega “defensa propia”, es falsa.

“Si la historia del policía es obviamente falsa, ¿por qué no le han arrestado?”, preguntó Wareham el sábado, respaldado por el reverendo y activista por los derechos civiles Al Sharpton, quien desde un evento para condenar la violencia policíaca en la sede de la Red de Acción Nacional, en Harlem, pidió al fiscal del estado de Nueva York que enjuicie a Isaacs.

Tras haber revisado el video una y otra vez, Sharpton sostuvo que “claramente se ve que (Isaacs) no fue golpeado (como alegó)”. Urgió acción con el caso, sobre todo esta semana, cuando las manifestaciones no se detienen en todo el país, luego de que dos policías -de piel blanca- dispararan de muerte a los afroestadounidenses Alton Sterling (el martes, en Luisiana) y Philando Castile (en miércoles, en Minesota).

La noche del jueves, durante una marcha pacífica en Dallas, para condenar las actuaciones de los oficiales en los casos de Sterling y Castille, el pistolero afroestadounidense Mica Johnson asesinó a cinco policías.

Sharpton no aludió directamente este incidente, pero enfatizó en que el hecho de que Isaacs y Dempsey sean negros, no hace ninguna diferencia. “No estamos en contra de policías negros ni blancos, estamos en contra de quienes actúan mal”, sentenció.

El sábado en la noche, ciudadanos indignados ante la falta de acción, se congregaron en Brooklyn, exigiendo justicia en este caso.


LAS DIFERENCIAS EN LOS TESTIMONIOS

Desde el pasado martes 5 de julio, la familia de Delrawn "Smalls" Dempsey ha desmentido públicamente la versión del agente Wayne Isaacs sobre lo ocurrido. El NYPD ha defendido lo que su oficial contó a los colegas que acudieron a la escena el 4 de julio, poco antes de la medianoche.

En ese momento, Isaacs, que no estaba de turno y vestía de civil, alegó que se vio obligado a disparar “en defensa propia”. Expuso que iba manejando su Nissan Altima y al detenerse en el semáforo localizado entre la avenida Atlantic y la calle Bradford, en Brooklyn, fue sorprendido por dos puños que le dio en el rostro Dempsey, al cual le disparó en tres ocasiones.

Contrasta el relato de Zaquanna Albert, compañera de Dempsey y quien vio todo desde el asiento del pasajero del Kia en que viajaba junto a su hija mayor, su hijastra y el bebé de cinco meses que procreó con el hoy fallecido.

La mujer ha reiterado que iban por la misma ruta, regresando de una barbacoa en la residencia de un familia, cuando Dempsey se molestó porque el conductor del carro blanco (manejado por Isaacs) había invadido su carril sin precaución, poniendo a su familia en riesgo.

Albert, de 35 años, admitió a los agentes del NYPD que su compañero se puso furioso y, aunque ella intentó calmarlo, para que no peleara, él quería reclamarle al individuo. Cuando llegaron al semáforo, Dempsey se bajó, increpó a Isaacs y luego lo vio caminar, baleado hasta caer al suelo. Del susto, y pensando en los menores, ella se movió al asiento del conductor y manejó el carro hasta un lugar más seguro, a pasos de la tragedia.

De los tres disparos que Isaacs hizo, dos hirieron al desarmado Dempsey; uno en la cabeza y otro en el torso.

La discusión pública del caso disparó alarmas en la oficina del fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, quien el mismo martes ordenó una pesquisa independiente y completa al jefe de la Unidad de Investigaciones Especiales, Alvin Bragg.

Alguien vinculado a esa investigación habría filtrado la tarde del viernes al diario New York Post el video que la fiscalía consiguió y que desmiente la versión del NYPD.



Schneiderman ni Bragg han emitido comentarios sobre esa filtración y tampoco sobre el hecho de que el agente Isaacs continúa trabajando aún cuando se le investiga.

Tampoco se ha hecho público el detalle del historial criminal de Dempsey, quien de acuerdo al reporte inicial del NYPD había sido arrestado en 19 ocasiones anteriores. Estuvo preso tres veces -en el período de 1996 al 2000- por intento de robo, ofrecerle drogas a un agente encubierto y apuñalamiento.

VENGANZA EN SUSPENSO

El pasado martes en la noche, ante la inacción de las autoridades, la familia de Delrawn "Smalls" Dempsey había advertido que buscarían justicia. Durante una vigilia realizada en Brooklyn, su sobrina Zoe Dempsey expresó que buscaría a Isaacs y “tendrá lo que merece… Si no lo enjuician, buscaré apoyo de mis amigos y le daremos su merecido”.

Un poco más calmada y aclarando que sus palabras surgían de un corazón abatido por el dolor, Dempsey añadió que quería “confiar en el NYPD… pero 'Smalls' no merecía morir de esa forma. No tenían que matarlo al frente de su familia”.

Vea también:

Más contenido de tu interés