null: nullpx
Tiroteos

El NYPD desarma al oficial que disparó de muerte a Delrawn “Smalls” Dempsey

Al agente Wayne Isaacs se le retiró su arma y su placa mientras se completa la investigación sobre el incidente del 4 de julio en Brooklyn.
11 Jul 2016 – 2:06 PM EDT

TEANECK, Nueva Jersey. – Cuando el oficial Wayne Isaacs se reportó el lunes al precinto 79, en Bedford-Stuyvesant, se le pidió que entregara su arma de fuego y placa, mientras concluye la investigación sobre el incidente en el cual él disparó de muerte a Delrawn “Smalls” Dempsey, el 4 de julio, en Brooklyn.

El Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York ( NYPD) estuvo bajo fuego durante el fin de semana, luego de que el viernes fuese revelado un video que contradice la versión oficial sobre ese incidente. El oficial Isaacs había dicho que actuó en defensa propia, tras recibir varios puños por parte de “Smalls” Dempsey, pero en el video eso no se refleja.

La fiscalía de Nueva York investiga este incidente al igual que el NYPD. Mientras tanto, la familia Dempsey aguarda por justicia.

Tras informarse el lunes sobre las acciones que tomó el NYPD contra el oficial, que fue reasignado a trabajos administrativos, la compañera de Delrawn “Smalls” Dempsey, Zaquanna Alberts, publicó la información en su cuenta de Facebook, junto a un comentario que en español lee: “No es suficiente, pero es un comienzo”.

Alberts, de 35 años y madre de un varón de cinco meses junto a Dempsey, ha declarado que el 4 de julio se quedó en el carro junto al bebé, su hijastra y su otra hija de una relación anterior cuando su compañero se bajó a reclamarle al conductor del Nissan blanco por manejar de forma irresponsable.

Según testigos, minutos antes del trágico suceso, se había reportado un "casi" choque entre el Kia que conducía Dempsey y el Nissan de Isaacs. Ese malrato habría puesto furioso al hoy fenecido, pues sentía que su familia había sido puesta en riesgo.

El oficial Wayne Isaacs ha sostenido que al detenerse en el semáforo que queda entre la avenida Atlantic y la calle Bradford, en Brooklyn, fue sorprendido por un hombre que caminando le vino a reclamar y que alegó le dio varios golpes en el rostro. Al sentirse amenazado, en “defensa propia” le disparó.

Lea también:


Más contenido de tu interés