Carlos Lehder

Carlos Lehder, la leyenda del narcotráfico a quien sólo su sangre no traiciona

Por primera vez su hija Mónica ofrece una entrevista a un medio de comunicación en EEUU y nos permite conocer lo que nunca revelan las "narco series".
7 Jul 2016 – 9:01 PM EDT

TEANECK, Nueva Jersey. – En momentos que la cultura narco cautiva la atención de múltiples audiencias, resuenan con intensidad nombres como el del colombiano Carlos Lehder Rivas; menos "popular" que el de Pablo Escobar Gaviria, pero de gran peso a la hora de entender cómo se gestó un nuevo mapa en el mundo del narcotráfico.

Ese señor que hoy se asoma a los 70 años, inspiró personajes tanto en la serie “Narcos” como en “Escobar: el patrón del mal" porque fue uno de los mafiosos fundadores del cartel de Medellín, que generó millones de dólares traficando drogas, pero también sembró el terror en Colombia en la década de los 80.

Lehder comenzó negociando con marihuana, pero su producción creció vertiginosamente lo que lo llevó a convertirse en una figura importante del cartel de Medellín, organización clave para entender la entrada de la cocaína a Estados Unidos, a fines de los años setenta.

“Atractivo”, “loco” y “arrogante” son algunos de los adjetivos que se han empleado al hablar del hombre que, según el libro "Crazy Charlie: Carlos Lehder, Revolutionary or Neo Nazi (Gangland Mysteries)" de Ron Chepesiuk, tenía una personalidad inconsistente que provocó la desconfianza de sus cercanos . Tanto, que el mismo Pablo Escobar lo delató y nadie lo defendió cuando lo extraditaron a Estados Unidos, en febrero de 1987.

“Un gran admirador del ícono nazi Adolfo Hitler y el marxista Che Guevara, Lehder odiaba Estados Unidos y veía la cocaína como una especie de bomba atómica que podría destruir al Tío Sam desde dentro”, sostiene la descripción de dicho libro publicado en enero pasado.

A Lehder se le atribuye la creación e implementación de un sistema de transporte tan sofisticado que le permitió al cartel de Medellín enviar enormes cantidades de cocaína desde Colombia a los Estados Unidos. Los fiscales que presentaron su caso le imputaron ser el responsable del 80% de la cocaína que se consumía en la nación del norte.

En el 1988, un juez federal en Jacksonville, Florida, lo condenó a cadena perpetua, más 135 años por importar 3.3 toneladas de cocaína al país desde la sede de sus operaciones en las Bahamas, publicó en ese entonces en The New York Times .

EL COSTO DE LA EXTRADICIÓN Y DE LA TRAICIÓN

De acuerdo con reportes que se han escrito de Carlos Lehder, el narco habría pactado en 1991 con los fiscales de EEUU una reducción en su sentencia a cambio de su cooperación en el juicio contra el exdictador de Panamá, Manuel Noriega.

Lehder supuestamente dijo todo lo que sabía, pero no obtuvo lo que esperaba.

En una carta dirigida al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos , Lehder aseguró que las autoridades estadounidenses lo engañaron. Pidió, además, que intercediera por él para regresar a su país a morir.

En esa misiva –citada por medios de comunicación colombianos- dice que fue “resentenciado, sin abogado y por correo, a 55 años de prisión”.

“La extradición es algo desgarrador, eso no tiene otro nombre. La extradición es algo muy complejo, muy difícil”, expresó su hija Mónica Lehder en una entrevista exclusiva que le concedió a Univision Nueva York, la primera que ofrece a un medio de comunicación en Estados Unidos. En esta primera de tres partes, es ella quien nos presenta Lehder, el papá, el hombre... mucho más allá de un personaje.



Más contenido de tu interés