Univision 34 Los Angeles

Una de las principales ciudades turísticas de California se declara santuario

Conocida por sus aguas termales, hoteles elegantes, campos de golf y spas, ahora Palm Springs es un lugar que protege de la deportación a los inmigrantes sin documentos que no hayan cometido crímenes o delitos.
7 Feb 2019 – 11:57 AM EST

Este miércoles, el Ayuntamiento de Palm Springs aprobó una ordenanza que la proclama oficialmente una ciudad santuario.

El concejo de dicha ciudad aprobó la medida con 4 votos a favor y 1 en contra que fue emitido por el alcalde Robert Moon.

Por su parte, Christy Holstage, compartió su orgullo sobre la moción en su cuenta de twitter.

Conocida por sus aguas termales, hoteles elegantes, campos de golf y spas, ahora también será oficialmente, la tercera ciudad del desierto de Sonora en el sur de California en convertirse en una ciudad santuario. Las otras dos son Coachella y Cathedral City.

Sin embargo, el concejal Geoff Kors aclaró a los medios locales, "Esto no cambia nada en nuestras leyes vigentes” dijo, refiriéndose a que el departamento de policía de Palms Springs ha trabajado bajo las políticas de no discriminación, durante décadas. Además, el jefe de la policía de Palm Springs, Bryan Reyes, expresó su apoyo y agregó que el departamento ha tenido seguimiento de políticas proinmigrantes desde 1981.

En abril de 2017, el consejo de dicha ciudad, aprobó una ordenanza que prohibió la discriminación y los perfiles raciales de la policía. Además, la ley impidió que cualquier persona tuviera que proporcionar información basada en su religión o estatus migratorio a la ciudad. El jefe de la policía de Palm Springs, Bryan Reyes, expresó su apoyo a esa ordenanza de apoyo. Agregó que el departamento ha tenido seguimiento desde 1981.


¿Qué implica ser una jurisdicción santuario?

De acuerdo con el portal del Centro de Estudios de Inmigración (CIS por sus siglas en inglés) “Estas ciudades, condados y estados tienen leyes, ordenanzas, reglamentos, resoluciones, políticas u otras prácticas que obstruyen la aplicación de la ley de inmigración y protegen a los delincuentes de ICE”.

Generalmente, las ciudades limitan la cooperación con los funcionarios federales de inmigración al prohibirles a sus empleados preguntar sobre el estatus migratorio o prohibir que las cárceles se coordinen con las autoridades federales de inmigración, excepto en casos que involucren a reclusos condenados por delitos violentos.


Estas son las cinco mejores (y peores) ciudades para los inmigrantes en EEUU

Loading
Cargando galería
Publicidad