null: nullpx
Cargando Video...

Tabú: ¿El sexting ayuda a mantener viva la llama de la pasión en la pareja?

La sexóloga Myriam Balbela explica que este tipo de tendencia sí ayuda a la pareja siempre y cuando los dos estén de acuerdo. Asegura que no hay una edad específica o adecuada para realizar el sexting, incluso las personas mayores suelen disfrutarlo. La especialista también habla de los riesgos de esta práctica.
3 Mar 2018 – 02:27 AM EST
Reacciona
Comparte

comunidad. este mes lorecaudado iá a beneficio delhospital de niños stjude.andrea: es viernes y hoy tocala seccón taú, miriam. hoy dequeremos preguntar si es ciertoque el enviar fotos sexualespor teéfono y correo ayuda amantener viva la llama de lapasón en la pareja.miriam: primero los muchachosóvenes son otra historia,porque menor de 18 años sepuede convertir en un granproblema. vamos hablar de losadultos que toman la decisónde enviarse esos mensajes.aparentemente í ayuda a lapareja porque los prepara,siempre y cuando uno le hayapreguntado al otro si leconviene, porque es probableque les caiga un mensaje en elmomento que no lo espera.aunque la gracia esá en noesperar una respuesta.andrea: en la picaría.miriam: mandarle mensajeinesperado y te alejas de larespuesta.andrea: pero tambén queremossaber si hay una edad o es paratodos.si es para quienes esánempezando una relacón o tienenuna pareja de tiempo.miriam: lo comenzaron losmillenials pero ahora lo esánhaciendo en las personasmayores. los que esánbuscando pareja online tambén.andrea: pero tambén es un granriesgo porque lo que se mandapor celular ya no se borra.miriam: existe la altaprobabilidad de que teequivoques y le mandes a unapersona que no corresponde esetipo de mensajes, foto ocontenido de respuesta.andrea: y luego esá la famosa"porn revanche" que utilizanlas parejas que ya rompieronpublicar esta foto.miriam:por eso dice que si vana mandar algo que no seidentifique la parte delcuerpo, que no se identifique ala persona.andrea: pero si no se ve lacara, que tanto ayuda amantener la llama de la pasón.miriam: si la otra persona