null: nullpx
Incendios

"Salimos ilesos del infierno": regresan a casa miles de evacuados por los fuegos en California

Las autoridades han ido cancelando poco a poco las órdenes de evacuaciones en distintas comunidades que se vieron amenazadas por los incendios forestales en el norte californiano. Algunos contaron con la suerte de encontrar sus casas todavía en pie.
17 Oct 2017 – 3:51 PM EDT

NAPA, California.- A la pequeña comunidad de Circle Oaks, en el corazón de las montañas de Napa, la daban por perdida debido al fuego Atlas, uno de los más grandes entre varios que aún arden en el norte de California. Sus residentes fueron evacuados hace una semana y algunos confirmaron hasta este lunes que sus casas se salvaron de las llamas que, no obstante, destruyeron miles de propiedades alrededor.

"Salimos ilesos del infierno", dijo Lou Stanton, quien pensó que había perdido el hogar en el que ha vivido desde hace más de diez años. "Hace unos minutos subió un familiar por primera vez y me dijo que no lo podía creer. Me dijo que hasta pensó que se había equivocado, que nuestra comunidad no debía estar en pie", cuenta a Univision Noticias esta mujer de 53 años.

El paso hacia esa zona, que fue evacuada por agentes del Sheriff del condado de Napa durante la madrugada del pasado lunes 9 de octubre, se abrió al público la tarde de este lunes. Por la mañana, Circle Oaks lucía como un pueblo fantasma, deshabitado por completo de no ser por los trabajadores de una compañía de suministro de energía que reparaban los cables y postes dañados por los incendios.


"Bandera roja. No máquinas de combustión. No fumar en exteriores. No asados. No fogatas. No es broma", decía un cartel en la entrada de la diminuta comunidad rodeada de pinos. Por sus dos únicos accesos desde la zona urbana de Napa, hay laderas, árboles y estructuras quemadas.

El retorno en Calistoga

A media hora de ahí, en Calistoga, una ciudad turística conocida por sus degustaciones de vino y sus aguas termales, las cosas vuelven a la normalidad poco a poco. Más de 5,000 residentes de esta localidad con tono campirano fueron evacuados la madrugada del martes 10 de octubre y las autoridades les permitieron regresar desde la noche del pasado domingo. La amenaza venía de las montañas, que se convirtieron en el combustible del fuego Tubbs, el más peligroso de esta temporada.


Hace una semana el alcalde de Calistoga advirtió que entonces nadie era bienvenido en su comunidad y que aquellos que desafiaran los fuegos "estaban por su cuenta".

" Se puso grave la situación", contó José Luis García, un taquero que trabaja en la única tienda de artículos latinoamericanos de esa ciudad. Él prefirió irse con unos familiares a Fairfield, a más de una hora en auto, para evitar las incomodidades de los refugios. "Solo fue el susto, porque el fuego se veía cerca y había mucho humo en la calle no se miraba nada", recuerda.

Para su fortuna, cuando regresó la noche del domingo la comunidad estaba intacta. "Estábamos preocupados, porque no sabíamos cómo estaba todo, pero al regresar vimos que estaba bien", señaló el mexicano.


En uno de los accesos de Calistoga, el municipio puso carteles con la palabra "Bienvenidos a casa", en inglés y español. Varios negocios siguen cerrados y es poca la gente que anda en la calle por estos días. Una de las advertencias de las autoridades era permanecer en casa ante el denso humo que aún impera en la región.

"Todo está bien", expresó con una sonrisa la señora María Pérez, luego de salir de un supermercado. "Toda la gente está muy contenta, ya sin tanto miedo", comentó esta mujer originaria de Oaxaca. Su familia estuvo en el albergue habilitado en el Colegio Comunitario de Napa y después en una casa cerca de San Francisco que le prestó una amiga. Finalmente regresaron a su hogar la noche del domingo.

Paulatinamente, las evacuaciones han sido canceladas por las autoridades. Este lunes, se permitió el acceso a los residentes de las comunidades de Wooden Valley Road y Berryessa Highlands, a lo largo de la carretera 128, desde Silverado Trail hasta la línea del condado de Napa.

Mientras que en el condado de Sonoma se ha permitido que regresen a sus casas a los habitantes de Bennett Valley Road, Petaluma Hill Road, de partes de Kenwood, Boyes Hot Springs, Glen Ellen y partes de la ciudad de Sonoma.

Al norte, se cancelaron las evacuaciones obligatorias en Redwood Valley y Willits, en el condado de Mendocino, y a lo largo de la cuenca del lago Pillsbury, del condado de Lake.

Fotos: Coffey Park, el barrio más calcinado por el fuego en California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés