null: nullpx
Política

La hispana que protestó para exigir la reapertura de California podría enfrentar cargos criminales

Naomi Soria, quien también se identifica como Noami Israel Castaneda, tiene por abogada a la republicana Harmeet Dhillon, quien está detrás de la demanda contra el gobernador Gavin Newsom por prometer ayudas a inmigrantes indocumentados.
27 Abr 2020 – 12:20 PM EDT

Una hispana de 27 años de San Diego que desafió la orden del gobernador de California de quedarse en casa para reducir los contagios de coronavirus podría enfrentar cargos criminales.

Aunque el delito del que se le acusa sería menor, el cual consiste en incitar a otros a violar la cuarentena, podría sumarse a otros dos casos que ya se dirimen en tribunales.


La joven señalada es Naomi Soria, también identificada como Noami Israel Castaneda, quien confirmó que enfrentaba sanciones por la protesta en el centro que atrajo a cientos, indicó el sitio Times of San Diego.


“Tengo abogados listos y un equipo completo aquí para protegerme, pero necesito su ayuda", dijo Naomi.

“Los Centros para la Libertad Estadounidense están ayudando con mi causa y le han ayudado a recaudar fondos para pagar los honorarios de mis abogados y los honorarios involucrados en esta lucha”.

De acuerdo con el periódico Los Angeles Times, el caso de esta mujer, ya fue remitido a la Oficina del Fiscal de la Ciudad de San Diego para su revisión este martes.

La abogada republicana Harmeet Dhillon ha tomado el caso. Ella ha estado detrás de la denuncia contra el gobernador Gavin Newsom por la ayuda a inmigrantes en medio de la pandemia del coronavirus y quien ha apoyado la denuncia de iglesias protestantes por restringir servicios religiosos por la pandemia.

“Es indignante que nuestra clienta sea acusada de un delito por participar en una actividad constitucionalmente protegida”, dijo Dhillon en un comunicado.


La medida ha causado controversia, ya que se produce después de que algunas personas, incluidas activistas de derechos civiles, cuestionaron por qué la policía no citó a los manifestantes el pasado fin de semana por ignorar las órdenes de distanciamiento social promovidas por el gobernador Gavin Newsom, según refirió el periódico The San Diego Union Tribune.

El diario indicó que una condena por un delito menor como este podría resultar en hasta seis meses de cárcel y multas que pueden llegar hasta 1,000 dólares.

Hasta el lunes pasado, la Oficina del Fiscal de la Ciudad no había recibido ningún caso relacionado con violaciones de las órdenes, dijo una portavoz. La oficina se negó a responder preguntas el miércoles sobre si se había recibido el caso o si se habían presentado cargos.

Cabe recordar que recientemente la Patrulla de Carreteras de California anunció que ya no otorgaría permisos de protesta por motivos estatales a menos que sean aprobados por funcionarios de salud pública.

En los últimos días se han registrado protestas en San Diego, Newport Beach, Sacramento, Huntington Beach y San Clemente.

Una encuesta de Associated Press encontró que la mayoría de los estadounidenses apoya las órdenes de quedarse en casa para combatir el brote de coronavirus.

Coronavirus: ya se venden mascarillas con la cara de Trump y el Dr. Fauci

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés