null: nullpx
Asesinatos

El desgarrador relato de una madre que perdió a su hija en medio de un tiroteo de pandillas

Las autoridades, junto con unos donantes particulares, han ofrecido 30,000 dólares de recompensa por información que permita la captura del asesino.
7 Dic 2016 – 07:44 PM EST
Reacciona
Comparte
Un cartel con la recompensa por información del asesino de Danah Rojo (i). Su madre (d). Crédito: Univision

LOS ÁNGELES, California.- La madre de Danah Rojas Rivas conducía el vehículo familiar la noche del 23 de noviembre rumbo a casa. En el asiento delantero, a su lado, iba su hijo mayor, Ethan. Detrás, su hija adolescente con su perro Luna. Se detuvieron en el semáforo que resultó eterno en el cruce de las avenidas Euclid y Long Beach, en Lynwood, donde se desató la tragedia.

“Esa luz nunca duró tanto tiempo como esa noche”, dijo la mujer de iniciales S.R., quien pidió este miércoles a la prensa que omitiera su nombre tras contar su relato en compañía de su único hijo vivo.

Ella se impacientó porque llevaban “más de 5 minutos” esperando a que el semáforo pasara de rojo a verde. Ethan, de 18 años, se bajó del auto y presionó el botón de la señal para ver si activaba el cambio de colores.

“Cuando él regresó, al momento que él cerró la puerta, escuché balazos bien fuertes y quise acelerar el carro. Un carro rojo se puso enfrente de nosotros y nos bloqueó el camino. Mi niña estaba gritando porque estaba asustada y cuando paré para no chocar el carro mi niña se calló. Ya no oí sus gritos. Yo algo sentía, algo pasó. Cuando miré para atrás vi como caía totalmente desplomada encima de Luna”, dijo la madre de Danah.

En plena confusión, el perro salió espantado del auto y fue atropellado mortalmente por un vehículo que venía en dirección contraria.

En fotos: historia de las pandillas centroamericanas en Estados Unidos

Loading
Cargando galería


Víctima de pandillas
La joven de 16 años había sido víctima colateral de un tiroteo que el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles (LASD) atribuyó a pandillas.

Un vehículo que pasaba por allí empezó a disparar contra otro. El Ford Mustang de los Rojas Rivas quedó en el medio. El tirador trataba, según la versión oficial, de acabar con la vida de un pasajero en una camioneta, quien salió huyendo y se escondió detrás del coche en el que viajaba la familia.

Ethan Rojas Rivas contó que una bala impactó a su hermana en el torso y murió poco después. Él aplicó las técnicas de reanimación que había aprendido en la escuela, pero ella no sobrevivió. El muchacho recordó que Danah iba en el asiento trasero porque ambos se turnaban. A él le había tocado ir ahí en el viaje de ida a la iglesia Nuevos Horizontes, donde celebraron un evento de Acción de Gracias.

Nadie ha sido capaz de identificar al asaltante y las autoridades ofrecieron este miércoles 20,000 dólares de recompensa por información que conduzca a su detención. Dos residentes más pusieron de su bolsillo 10,000 dólares, que redondearon la cifra hasta 30,000 dólares por la captura del culpable.

“Habrá justicia en la Tierra, también allá arriba, hagas lo que hagas”, dijo la madre ante las cámaras de televisión, dirigiéndose al responsable.

“No sé quién eres, no sé tu nombre, pero no tienes derecho a matar a nadie”, añadió la mujer que describió a Danah como un “pequeño ángel” que además de su hija era su “mejor amiga”, explicó esta madre soltera.

“Te llevaste la vida de mi hija y ella era una niña de Dios. Habrá justicia, Esta persona, quien sea que es, podría hacer que esto pasara de nuevo. No quiero que nadie más tenga que despertarse para prepararse para un funeral”, manifestó.

Cargando Video...
Una adolescente fue asesinada al quedar en medio de una balacera entre dos vehículos en Lynwood

La hija ejemplar
De acuerdo con la mujer, Danah era una buena estudiante que estaba tratando de lograr una beca para poder ir a la universidad porque sabía que su familia no tenía dinero para pagarle los estudios. La adolescente, aparte de hacer sus tareas escolares y ayudar en casa, trabajaba todos los días 4 horas cuando terminaban las clases.

“Se levantaba a las 6 de la mañana y yo la recogía a las 9 de la noche”, manifestó la señora, quien contó que su hija había incluso dejado de jugar softball, un deporte que le gustaba practicar en su preparatoria (Gardena High School), para poder colaborar más en casa.
Hacía poco que Danah había abierto su propia cuenta bancaria y estaba orgullosa, explicó la madre.

“Mamá, ahora te puedo comprar yo a ti los zapatos”, recuerda la mujer que le decía su hija, quien tenía entre sus proyectos ser voluntaria en un refugio de animales porque le encantaban los perros.
Las autoridades han pedido que cualquiera que tenga información sobre el caso contacte al sargento Robert Gray o al detective Adam Kriste en el teléfono (323) 890 5500.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés