null: nullpx
Museos

Diego Rivera y Frida Kahlo se mudan a una torre de condominios en San Francisco

La nueva sede cultural ocupará los primeros cuatro pisos del edificio que se construye en el centro de San Francisco para albergar la mayor colección de arte latinoamericano en el país.
20 Jul 2016 – 9:52 PM EDT

Obras del muralista Diego Rivera y de su esposa, la pintora Frida Kahlo, que forman parte de la colección de arte latinoamericano más grande en Estados Unidos, tendrán nueva casa en una torre de condominios que se construye en el centro de San Francisco, California.

Se trata de las nuevas instalaciones de El Museo Mexicano ( The Mexican Museum) que ocupará los primeros cuatro pisos del edificio habitacional.

El Museo Mexicano, considerado de clase mundial y afiliado a Smithsonian Institution, fue fundado por el artista mexicoamericano Peter Rodríguez, quien falleció el pasado 1 de julio a la edad de 90 años.

Abrió por primera vez sus puertas en 1975 en el Mission District de San Francisco, pero siete años más tarde se mudó con sus más de 16,000 piezas de arte al Fort Mason Center, donde actualmente opera de manera restringida por el espacio.


La mayoría de la obras de arte precolombino, de la colonia, moderno, contemporáneo y chicano, se encuentran resguardadas en un almacén.

Hace cinco años la junta directiva del museo decidió construir un espacio propio y logró recaudar los $30 millones de dólares que se requirieron para la construcción.

Obras del muralista Diego Rivera y del pintor Miguel Covarrubias ‘El Chamaco’, así como la antología ‘Frida y yo’, serán parte de la primera exhibición del museo cuando en la primavera del 2019 se inaugure la nueva sede.

“Mi tío trabajó incansablemente, con pasión y unidad, para demostrar personalmente que como mexicoamericanos podemos alcanzar cualquier sueño”, declaró Irene Christopher, sobrina de Peter Rodríguez, durante la ceremonia de colocación de la primera piedra.


Las nuevas instalaciones de El Museo Mexicano se ubicarán en un espacio de 60,000 pies cuadrados en el distrito de las artes Yerba Buena, junto a la Iglesia de San Patricio y el Museo Contemporáneo Judío, y contará también con 800 piezas de arte popular mexicano donadas por la familia Rockefeller.

Con un 39% de la población de California que se identifica como hispana, El Museo Mexicano juega un papel importante para aprender de la cultura latinoamericana, expuso Andrew Kluger como director del museo.

“El nuevo museo nos permitirá educar a latinos y chicanos de segunda y tercera generación sobre su herencia, lo cual es bastante importante porque muchos de ellos no la conocen”, declaró Kluger.

Más contenido de tu interés