null: nullpx
Política

De político a millonario: el sorpresivo ascenso económico de Villaraigosa, exalcalde de Los Ángeles

Al salir de la alcaldía angelina, Villaraigosa no tenía empleo, casa, ni coche. Pero en los últimos años ha ganado más de 4 millones de dólares y ahora vive en un barrio rodeado de ricos y famosos.
25 Nov 2017 – 4:53 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- Siendo alcalde de Los Ángeles (del 2005 al 2013), un período en el que se le consideró el político hispano con mayor influencia en Estados Unidos, Antonio Villaraigosa solía contar que en su infancia lustró zapatos, vendió periódicos y lavó carros para ayudar a su madre soltera. De esa época llena de sacrificios solo quedan los recuerdos.

En su carrera buscando la gubernatura de California, Villaraigosa publicó su declaración de impuestos, dejando al descubierto una vida de lujos que ni siquiera tuvo estando en la alcaldía angelina, cuando devengó un salario anual de $230,000 y alcanzó a comprar una vieja casa en el desierto de Riverside.

Pero su salida de la política en 2013 significó un viraje en su vida, ganando más de 4 millones de dólares gracias a contratos de asesoría con empresas como Herbalife, Cadiz y Banc of California. Además, ha recibido importantes ingresos impartiendo clases en la Universidad del Sur de California (USC) y siendo orador en distintos eventos, según informes tributarios publicados esta semana por su campaña.


De la polémica compañía Herbalife, cuyo esquema piramidal saca partida de los pobres, según sus críticos, Villaraigosa recibió 162,500 dólares en 2013. Fue el cheque más grande que ganó ese año, pero es una de las decisiones que más le critican ahora que compite para ser gobernador. Tras un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio (FTC), Herbalife aceptó pagar una compensación de 200 millones de dólares a sus vendedores y cambiar sus controversiales prácticas comerciales.

En tanto, Banc of California le pagó al expolítico $150,000; Memorabilia Pro Tour (una empresa de recuerdos de golf y diseño de interiores) le dio un sueldo de $100,000; la agencia Harry Walker (que coordina su trabajo como orador) le entregó $90,800; y Cadiz (una compañía que trabaja en un proyecto de bombeo de agua en el desierto de Mojave) le pagó $50,000.

Por impartir cátedra en USC devengó un sueldo de más de 260,000 dólares y se benefició de una pensión de 100,000 dólares por su trabajo en el gobierno de Los Ángeles.

Estos han sido los crecientes ingresos de 2011 a 2016 del candidato a la gubernatura:


  • 2011: $167,542
  • 2012: $155,775
  • 2013: $593,725
  • 2014: $1,380,096
  • 2015: $1,280,296
  • 2016: $1,312,666

Villaraigosa es el segundo de cuatro candidatos demócratas a la gubernatura californiana con mayor nivel económico. El primer lugar lo ocupa el vicegobernador Gavin Newson, quien reportó un ingreso de $1.4 millones anualmente a través de sus vinaterías, restaurantes, hoteles y otras inversiones.

“Yo hice mi dinero cuando salí del servicio público porque tengo un buen nombre. Pero cuando salí del gobierno no tenía nada, no fui un corrupto”, dijo Villaraigosa en una entrevista con el periódico La Opinión a principios de noviembre.

Sobre su trabajo como consultor de Herbalife dijo estar orgulloso y destacó el supuesto apoyo que la empresa brinda a los hispanos. “Son una empresa de Los Ángeles y muchos latinos y afroamericanos entran a ella porque quieren ganar ‘un poco más’ mensualmente (…) Tienen 30 años en el mercado, si fueran una pirámide no habrían logrado estar 30 años. Y uno de mis trabajos fue ayudarlos a que sean una mejor empresa y creo que hoy lo son”, declaró al diario.

Cuando Villaraigosa dejó la alcaldía de Los Ángeles ni siquiera tenía un apartamento para rentar. Pero dos años después, en 2015, él compró una casa de 2.5 millones de dólares en Hollywood Hills, una adinerada comunidad angelina donde viven famosos como Ben Affleck, Denzel Washington, Billy Idol, Meg Ryan, Bruno Mars, Axl Roses y Justin Timberlake.

Más contenido de tu interés