Leyes y Prohibiciones

Cuando los superhéroes son un problema real en las calles de Hollywood

Tras años de golpizas callejeras, robos y altercados protagonizados por superhéroes y personajes de animación encarnados por artistas que buscan propinas, la ciudad de Los Ángeles parece estar dispuesta a tomar medidas.
29 Jun 2016 – 5:04 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- El conocido Hollywood Blvd. de Los Ángeles es una olla a presión de superhéroes, personajes de animación y vendedores ambulantes que desde hace años se disputan cada metro cuadrado del tramo de calle más turístico de la meca del cine. Una jungla de buscavidas que carece de regulación y que ha pasado de ser un elemento de interés para el visitante a uno de preocupación para residentes y comerciantes.

De cuando en cuando, las tensiones territoriales que surgen entre esos artistas callejeros acaban a golpes y sus protagonistas arrestados, mientras que el incidente pasa a formar parte de la hemeroteca visual de peleas reales entre imitadores callejeros que tratan de llamar la atención de los turistas con el fin de conseguir una propina por posar para una foto.

En 2015, el ratón Mickey y el pato Donald saldaron sus diferencias a puñetazos a la entrada del Teatro Dolby, el mismo donde cada año se celebra la gala de los premios Óscar, y uno de los lugares más visitados del Paseo de la Fama de Hollywood. Ambos terminaron arrestados, pero no fueron los únicos. Mr. Incredible atacó a Batgirl ante el Teatro Chino, el otro gran centro turístico de la zona donde también una pirata del Caribe fue detenida por hurtarle dinero a un visitante.

Los casos son numerosos y recurrentes. En 2013, una información de EFE señalaba a varios actores disfrazados de Spider-Man como responsables de varios conflictos en el bulevar. Uno de ellos fue acusado de robar 6,000 dólares.

No todos los intérpretes practican malas artes, pero el número de "manzanas podridas", como las calificó el presidente de la Cámara de Comercio de Hollywood, Leron Gubler, ensucian la reputación del colectivo y perjudican la imagen de la ciudad.


La situación ha escalado hasta el punto de que el concejo municipal ha dado luz verde a los abogados de la urbe californiana para que redacten una normativa que permita poner un orden en ese bulevar donde parece que se impone la ley del más fuerte, la extorsión y la intimidación.

No es la primera vez que Los Ángeles actúa frente a los superhéroes callejeros. Ya en 2010 se llevó a cabo una masiva operación que borró del mapa durante un tiempo del Paseo de la Fama a los buscadores de fortuna -que quedaron proscritos-, si bien un año después una sentencia judicial determinaba que las autoridades no tenían potestad para tomar esa medida ya que atentaba contra las libertades fundamentales de los ciudadanos de EEUU. Todo el mundo es libre de estar en la calle y recibir donaciones mientras no se cometa un delito.

Los superhéroes ganaron esa batalla a la ciudad y su actividad regresó, lo mismo que la de los vendedores de música, quienes son los que resultan más molestos a los turistas, según un reporte del 17 de junio del jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), Charlie Beck.

Un 74% de los turistas que fueron encuestados en 2013 respecto a su experiencia en Hollywood Blvd. indicó que había sido abordado por uno de los buscavidas callejeros. Un 20% calificó su experiencia como "insatisfactoria", especialmente por culpa de los jóvenes que tratan de lograr ventas de grupos musicales desconocidos.

Los visitantes que se quejaron indicaron que las personas con las que trataron fueron "agresivas y rudas" con ellos.

La Policía ha recomendado a la ciudad que se establezca un sistema de permisos diarios, con un máximo de 20, a los artistas callejeros que quieran estar en el populoso tramo de calle que va de Highland a Orange, el núcleo turístico de Hollywood, así como eliminar la venta ambulante, la instalación de equipos de música.

Lea también:


Más contenido de tu interés