null: nullpx
Precio de la Gasolina

Consumidores cruzan la frontera buscando combustible más barato por efecto del 'gasolinazo'

Los residentes fronterizos empiezan a cruzar hacia Estados Unidos para llenar el tanque de gasolina y también surtir la despensa por el alza en efecto dominó de otros productos.
4 Ene 2017 – 11:36 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
El 'gasolinazo' en México ha generado protestas. Crédito: AP Photo/Rebecca Blackwell

LOS ÁNGELES, California.- El 'gasolinazo', como le han llamado al súbito incremento en el precio del combustible en México al iniciar el 2017, ha motivado a que muchos residentes de ciudades fronterizas crucen hacia Estados Unidos para abastecerse, no sólo de gasolina, sino de otros productos que temen también suban de precio.

Lizeth Hernández, quien vive en Tijuana, es un ejemplo de la fuga de consumidores en la frontera que ya empieza a registrarse.

Ella aprovechó una visita que hizo esta semana a San Diego, California, para llenar el tanque del automóvil y surtir la despensa del hogar.

“Apenas subió la gasolina y en las tiendas empezaron a reetiquetar los precios de muchas cosas, ayer fui a la panadería y ya hasta el birote y las teleras (pan para torta) habían subido, me sale mejor comprar el mandado 'al otro lado'”, mencionó Hernández.

Actualmente en las gasolineras que hay al cruzar la frontera de Tijuana hacia Otay Mesa o San Ysidro el precio de la regular promedia los 2.64 dólares por galón.

El resultado de la conversión de litros-galones y pesos-dólares indica que el costo en el lado estadounidense resulta de 15 a 20% más barato, dependiendo del tipo de gasolina, regular o premium.

Es decir, llenar un tanque de 10 galones con gasolina regular en San Ysidro cuesta 26.40 dólares o 530 pesos, mientras que en Tijuana hay que pagar 30.40 dólares o 610 pesos por la Magna.

La diferencia de 80 pesos equivale al salario mínimo diario (10 pesos o 50 centavos de dólar por hora) que estabableció la Secretaría de Hacienda para el 2017 en todas las zonas geográficas de México.

Para la Asociación de Propietarios de Estaciones de Gasolina de Tijuana (APEGT), el 'gasolinazo' se traduce en una considerable fuga de consumidores hacia el mercado californiano.

Alejandro Borja Robles, consejero de la APEGT, explica que hace algunos años pasaron una situación similar que provocó que los negocios de Tijuana perdieran aproximadamente el 30% de sus clientes.

"En ese tiempo cerraron negocios, se perdieron empleos", declaró Borja al diario el Economista. "Eso es lo que no alcanzan a entender en el centro del país, que en la frontera la competencia está a una barda de distancia".

Una costumbre fronteriza


El fenómeno de cruzar por gasolina es similar al que observó en 2008, pero a la inversa, cuando en California el carburante alcanzó los 4.60 dólares por galón, mientras que en Tijuana costaba 3.20 dólares.

Pero antes de eso, muchos residentes de Tijuana acostumbraban abastecerse de combustible en California, lo que dejó de ser conveniente cuando empezó a subir la gasolina en el lado estadounidense y las filas para cruzar se volvieron más tediosas.

Ernesto Álvarez era uno de esos tijuanenses que solía cruzar sólo por el bajo costo de la gasolina y quien asegura que tendrá que volver a hacerlo por culpa del ‘gasolinazo’.

“Ahora en Tijuana tenemos la gasolina más cara del país, es una de las ciudades más grandes del país, los traslados son largos y los transportistas ya quieren aumentar las tarifas”, comentó en referencia al efecto que tiene en otros precios el alza del combustible.

El efecto dominó del 'gasolinazo'


El alza en el precio del combutible al iniciar el 2017 ha dejado también a muchos residentes fronterizos entre el enojo y la resignación, ya que tendrán que pagar más, no sólo por gasolina, sino por los demás productos de primera necesidad que como en efecto dominó empiezan a subir de valor.

“Si sube la gasolina sube todo”, comentó con enfado Leticia Vargas, residente de la ciudad fronteriza de Tijuana. “Debido a que todos los productos de la canasta básica hay que traerlos por carretera, pues no tarda en subir la leche, la tortilla, el huevo...”.

Para Fabián Torres lo que hizo el gobierno de Enrique Peña Nieto fue “una mentada de madre” para todos los mexicanos.

“Si había que subir el precio del combustible, tuvieron que hacerlo de manera gradual para no causar tanto desmadre económico”, recalcó este tijuanense.

"No es el precio de la gasolina lo que debe caer, sino el gobierno, este gobierno que tenemos y que nos hemos buscado con esta apatía, ignorancia, corrupción y falta de civismo", dijo por su parte Javier Antuna, otro de los mexicanos molestos por la medida.

Del 1 de enero a 31 de diciembre de 2016 el precio de la gasolina Magna subió de 13.16 pesos el litro a 13.98, un incremento del 6% en todo el año, pero comenzando el 2017 el aumento fue de 15% en la Magna y 20% en la Premium.

El aumento en el precio del combustible en México ha generado protestas y bloqueos en plantas de Petróleos Mexicanos (Pemex), como la que desde el pasado 2 de enero se lleva a cabo en Rosarito, de donde se distribuye el combustible a varias estaciones de servicio del estado.

El bloqueo de pipas en Rosarito, advirtió Pemex, podría generar escasez de gasolina en las estaciones de servicio y afectar la operación del aeropuerto de Tijuana.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés