null: nullpx
Frontera EEUU México

Alcaldes de San Diego y Tijuana evitan hablar del conflicto entre Trump y Peña Nieto

Mientras se desarrolla una ríspida relación entre México y Estados Unidos, los alcaldes de San Diego y Tijuana se unen para resaltar su positiva colaboración en distintos ámbitos que les ha hecho prosperar.
7 Feb 2017 – 9:43 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- En medio de las tensiones entre México y Estados Unidos por la construcción de un muro fronterizo y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), los alcaldes de San Diego y Tijuana evaden hablar de esos conflictos, abogando por establecer lazos binacionales más fuertes en distintos ámbitos, en particular el económico.

“Nuestra cercanía con México es nuestra más grande fortaleza”, afirmó el alcalde de San Diego, Kevin Faulconer, al lado de su colega de Tijuana, Juan Manuel Gastelum, en una conferencia de prensa en la que afirmaron que por años le han sacado provecho a la buena relación que guardan ambas ciudades.

Evitando mencionar el conflicto entre el presidente Donald Trump y su homólogo mexicano Enrique Peña Nieto, Faulconer subrayó que más de 110,000 residentes de San Diego tienen empleos gracias al comercio y las inversiones internacionales, como resultado de NAFTA, firmado en 1994.


Estas son las 15 fábricas mexicanas cuyos productos Donald Trump amenaza con barreras arancelarias

Loading
Cargando galería


Él y Gastelum evadieron los insistentes cuestionamientos de la prensa sobre las órdenes ejecutivas de Trump de edificar una cerca, llevar más guardias a la frontera y cancelar el pacto comercial con México; al tiempo que no se abordó a fondo las protestas en México por el alza al precio del combustible y el creciente pedido de no visitar EEUU en rechazo a las políticas del nuevo huésped de la Casa Blanca.

Un republicano que no respaldó la campaña de Trump, Faulconer criticó hace unos días la iniciativa firmada el 25 de enero dando luz verde a la construcción de un muro fronterizo. “Ya tenemos una frontera segura en San Diego construida por el gobierno federal”, escribió en su cuenta de Facebook.

Pero este lunes, frente a un escenario en el que colocaron una bandera de EEUU y otra de México, Faulconer no quiso entrar en polémica, enfocándose en aplaudir los lazos transfronterizos. Alabó tanto a Tijuana al grado de considerarlo un “vecino soñado” para cualquier otra región del mundo.

“Cada día la gente comercia bienes, cultura e ideas entre nuestros dos países. Nuestra economía binacional ayuda a generar empleos, trae inversión y trae oportunidades para San Diego que no se pueden encontrar en otro lugar. Sabemos esto porque hemos visto los resultados”, expresó.

Según reportes, ambas ciudades se han beneficiado enormemente de NAFTA.

Para Tijuana, dicho acuerdo ha significado un tremendo impulso económico que le ha convertido en uno de los centros laborales más importantes de ese país. Más de 206,000 personas están empleadas en unas 600 maquiladoras ligadas a las industrias automotriz, aeroespacial, electrónica y de dispositivos médicos que exportan sus productos hacia EEUU.

Mientras su vecino del norte, San Diego, ha salido ganador de la cercanía de mano de obra barata que permite a sus compañías ser más competitivas frente a la producción asiática y que se genere un valor en mercancías de unos 49,000 millones de dólares anuales (un incremento del 400% desde la firma de NAFTA hace 23 años) que fluye hacia ambos lados de esa frontera.

A decir del alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastelum, las pérdidas serían compartidas si deja de fluir el comercio. “Tijuana y San Diego tienen una relación única. Están separadas por una frontera, sí, pero unidas por un objetivo común e traer prosperidad a nuestra gente.

Los negocios binacionales han creado empleos y oportunidades en ambos lados de la frontera”, indicó Gastelum.

Sobre la orden de Trump de contratar más agentes fronterizos, entre otros métodos para reforzar la vigilancia en la franja limítrofe entre México y EEUU, el alcalde de San Diego expuso que la “buena historia” con sus vecinos mexicanos indican que les ha ido bien sin más barreras.

“Tenemos más cosas en común con Tijuana: compartimos el mismo aire, compartimos el mismo océano y una historia similar”, dijo Faulconer. “Tijuana y San Diego somos más que dos ciudades separadas, somos una mega región”, agregó.


Publicidad