null: nullpx
Accidente de tráfico

Accidente dejó a 21 miembros de una iglesia heridos en el sur de California

Miembros de una iglesia del sur de California sufrieron lesiones cuando el autobús que los transportaba se volcó sobre una autopista. Autoridades confirmaron que 21 pasajeros resultaron heridos y fueron transportados a centros médicos.
23 May 2016 – 10:25 AM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Un autobús que transportaba a miembros de una iglesia, se volcó luego de estrellarse con un automóvil sobre la autopista 330, dejando un saldo de 21 lesionados, confirmaron oficiales de la Patrulla de Caminos (CHP).

El incidente ocurrió este pasado domingo, aproximadamente a las 2:10 pm (hora del Pacífico) de acuerdo con el capitán Jeremy Kern, miembro de la oficina de información pública del Departamento de Bomberos del Condado de San Bernardino (SBFD).

Inicialmente los oficiales informaron que se habían registrado 26 heridos en la colisión—dos de ellos en condición crítica—pero, la lista de lesionados se redujo a 21 pasajeros en las horas posteriores al accidente.

Investigadores con el CHP informaron que el autobús y el carro, un Nissan Versa, viajaban sobre la autopista 330 en dirección sur cuando ocurrió el choque. Los agentes del orden detallaron que el bus impactó la parte trasera del auto, se volcó y dejó ambos carriles de la ruta obstruidos.

Paramédicos y bomberos fueron movilizados a la escena para atender a los lesionados. El capitán Kern del SBFD indicó que todos los heridos fueron transportados a varios hospitales del Inland Empire, entre ellos el centro médico Arrowhead y el hospital Loma Linda.

De los 22 individuos a bordo del autobús, 21 fueron trasladados a un centro médico—cuatro de ellos por lesiones mayores. El CHP también verificó que el conductor y el pasajero del Nissan salieron ilesos del accidente.

No se registraron fallecidos a raíz del suceso, afirmaron los oficiales del CHP y SBFD.

Un tramo de la autopista 330, desde la avenida Highland hasta City Creek Ranger Station, permaneció clausurado por varias horas mientras se llevaron a cabo las investigaciones.

Buenos samaritanos ayudaron a los lesionados


Univision Los Angeles verificó que el autobús transportaba a un grupo de mujeres, miembros de la iglesia Ministerios Llamado Final, con sede en la ciudad de Downey. El vehículo formaba parte de una caravana que viajaba por la región como parte de un retiro espiritual.

Mauricio "Kike" Reyes y su esposa Melissa, ambos residentes de Chino Hills, viajaban sobre la autopista 330, a cien metros de distancia del autobús cuando ocurrió el choque. La pareja, que retornaba de un viaje a Big Bear, auxiliaron a los lesionados y presenciaron el operativo del SBFD y la patrulla de caminos.

"Nosotros estábamos a casi cien metros detrás de los dos autobuses de la iglesia y todos viajábamos cuesta abajo sobre la 330", explicó Reyes a Univision Los Angeles a través de un entrevista telefónica.

"Perdí de vista al primer bus en una curva y luego vi una nube de mucho polvo y le comenté a mi esposa que seguro se trataba de un accidente", detalló el hispano. La pareja entró en acción y ambos abandonaron su automóvil para indagar que había ocurrido.

"Habia mucha sangre y algunas de las personas estaban llorando y gritando, mientras otras rezaban", dijo Reyes.

El hispano relató que otros conductores también se movilazron para auxiliar a los lesionados. "Lo primero que pensé fue ayudar y ver si habían más personas adentro del autobús", explicó Reyes.

Luego de prestar asistencia a los lesionados, Reyes tomó fotos de la dramática escena de los hechos.


Más contenido de tu interés