null: nullpx
Incendios

40 empleados de un hospital en California perdieron sus casas en los incendios, pero siguen atendiendo pacientes

Según ha informado el Dignity Hospital, ubicado en la ciudad de Redding, decenas de miembros de su personal se han convertido en víctimas de las inclementes llamas que han destruido más de 700 casas en el estado. Sin embargo, para ellos los pacientes siguen siendo lo primero.
31 Jul 2018 – 3:52 PM EDT

Entre las 723 casas que han sido arrasadas por los más de 17 incendios que tienen el vilo al estado de California, muchas son de médicos y enfermeros que a pesar de perder sus viviendas y pertenencias han decidido seguir con su misión y continuar trabajando en el Dignity Hospital, aunque sea necesario dormir en el suelo.

“Alrededor de 40 empleados del hospital han perdido sus casas, pero eso no los ha detenido de seguir trabajando y atendendo a los más de 145 pacientes que están en el centro médico en este momento”, ha explicado a los medios Mike Mangas, vocero del hospital.

Ayudar a aquellos que llegan con problemas severos debido a los estragos del fuego y el humo extendido derivado del incendio de Carr que lleva ardiendo una semana en el condado Shasta y que se extendió hasta la ciudad de Redding (con unos 92,000 habitantes), se ha convertido en la manera más eficaz de muchos de los doctore de lidiar con el propio duelo de saber que ya no hay una casa a dónde volver.

“El hospital es realmente resiliente, somos una familia y lo que estamos haciendo por estas familias lo estamos haciendo por nosotros mismos”, le dijo la enfermera Michele Woods a Buzzfeed, justamente después de enterarse de que, tras ser evacuada y haber empezado su turno en el hospital el fuego que amenazó la población de Redding había vuelto cenizas su casa.


Como la enfermera Woods, cientos de los miles que han sido evacuados volverán a lo que alguna vez fue su vivienda y no encontrarán sino cenizas, pues las llamas han arrasado además de las 723 viviendas, tres negocios, 240 construcciones anexas y han dejado daños en al menos 159 residencias, cuatro negocios y 30 estructuras anexas.

Edward Zawada, doctor internista de cuidados intensivos que después de sobrellevar esta crisis no tendrá a donde regresar, sabe de la importancia que haya personal médico suficiente atendiendo a los pacientes que son evacuados o salvados del fuego, en un contexto en el que ya es evidente la carencia de equipo suficiente: “Además de las víctimas directas de los incendios, estamos lidiando con pacientes que llegan en condiciones críticas porque no se les puede realizar su diálisis diaria o darles sus medicamentos debido a que han tenido que salir de su casa huyendo intempestivamente del fuego”.


El trabajo incansable de los médicos ha despertado en la comunidad, a su vez, gestos de solidaridad y apoyo. Así quedó registrado en una publicación de Facebook, en la que los empleados del hospital agradecieron a Casa Rios Grill, por llevar comida mexicana para alimentar y repartirla entre los más de 200 empleados que trabajan en el establecimiento cuidando a los pacientes.

Mientras afuera, 10,000 bomberos trabajan en extenuantes condiciones para conseguir menguar los fuegos que se han extendido por el calor excesivo, los vientos y las vegetaciones secas, al interior del Dignity Hospital, los médicos –sobre todo esos que lo han perdido todo por las llamas– los homenajean y enaltecen su labor haciendo también su propio acto heroico.

📷 En California, el fuego arrasa miles de acres y deja a su paso muerte y desalojos

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:IncendiosLos AngelesCaliforniaLocal

Más contenido de tu interés