null: nullpx
Coronavirus

Controversia religiosa en Houston por aplicación de la vacuna contra el coronavirus

Debido a que hay vacunas en cuyo proceso de fabricación se utilizan tejidos de fetos, la iglesia católica de Houston y Galveston dio a conocer su postura al poco tiempo de comenzar la aplicación de la vacuna contra el coronavirus.
9 Dic 2020 – 10:33 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

HOUSTON, Texas. - La Arquidiócesis Galveston Houston emitió una declaración ante la controversia por el uso de tejidos de fetos abortados en la fabricación de ciertas vacunas.

Ante esta situación, el cardenal de la iglesia católica de la Arquidiócesis Galveston Houston, Daniel DiNardo ofreció algunas aclaraciones a quienes creen que dentro de esta religión es inmoral aplicarse la vacuna contra el coronavirus.

A través de un comunicado publicado en la página de la arquidiócesis informaron a sus feligreses que ni la vacuna de los laboratorios Pfizer y Moderna involucraron el uso de líneas celulares que se originaron en el cuerpo de un bebé abortado en ningún nivel de desarrollo o producción.

Sin embargo, el cardenal Daniel DiNardo dijo que dichas vacunas no están completamente libres de conexión con el aborto, ya que ambas farmacéuticas hicieron uso de una línea celular contaminada para alguna de sus pruebas de confirmación, pero dicha conexión es relativamente remota y no debe ser la base para negarse a recibir la vacuna.

“La verdad no me pondría la vacuna pues opino que esta mal puesto que son fetos pienso que no me la pondría”, dijo Dulce Pérez, feligresa católica del área de Houston.

De acuerdo con el cardenal DiNardo, una tercera posible vacuna, producida por la farmacéutica Astra Zeneca, es moralmente preocupante debido a sus orígenes. Sin embargo, de acuerdo con la doctrina católica, afirmo es aceptable recibirla si es la única vacuna disponible en algún lugar por el bien de la salud propia y de otros.

“Yo creo que en esa cuestión no habría problema, pero por ahorita no me la podría hasta saber la reacción que tienen”, consideró Beatriz Medida quien también es católica y vive en el área de Houston.

Para concluir, el cardenal dijo que es moralmente permitido recibir las vacunas del coronavirus que estarán disponibles para distribución en Texas a partir de este mes.

Te puede interesar:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés