null: nullpx
Asesinatos

Tiene 18 años, cursaba el grado 12 y ahora está preso bajo cargos de matar a dos hermanos hispanos

Marlon Brandon Valdez, quien estudiaba en la preparatoria North Shore al este de Houston, enfrenta cargos de asesinato con posibilidad de pena capital por ser el presunto pistolero que abrió fuego desde el tejado de una casa y mató a Josué y Máximo Aguilar el pasado 21 de febrero.
25 Feb 2019 – 11:45 AM EST

HOUSTON, Texas. – Marlon Brandon Valdez, un estudiante de 18 años del área de Houston que está preso bajo cargos de asesinato con posibilidad de pena capital, compareció ante un juez de causa probable este lunes en la madrugada y escuchó la descripción de los hechos ocurridos durante un tiroteo el 21 de febrero en el que él presuntamente disparó y mató a los hermanos Josué y Máximo Aguilar desde el tejado de una casa abandonada.

Durante la audiencia, se leyó el testimonio de una joven hispana de 18 años que estaba con los hermanos Aguilar y otro individuo al momento del tiroteo.

La chica declaro a los detectives en la escena que ella y sus tres acompañantes llegaron en un Chevy Impala hasta una propiedad localizada en el 12839 de la calle Eastbook, al este de Houston, para encontrarse con Marlon Valdez. Al bajarse del automóvil, fueron atacados a tiros por un sujeto que estaba en el techo de una vivienda desocupada, a pocos metros del lugar.

Agentes de la policía de Houston atendieron el reporte de disparos alrededor de las 4:48 pm y encontraron a Josué Aguilar, de 18 años, muerto en la escena. Su hermano Máximo, de 20, fue transportado a un hospital con impactos de bala y más tarde fue declarado muerto. La chica logró salir ilesa.

La testigo describió a Valdez, la persona con quien habían quedado de encontrarse, como un adolescente hispano de 18 años quien era estudiante del grado 12 en la preparatoria North Shore, del distrito escolar de Galena, al oeste de Houston.

Las autoridades lograron confirmar que el sospechoso era estudiante en la escuela mencionada y lograron establecer el lugar donde residía. También se percataron de que era requerido por la policía de San Jacinto City, un poblado al este de Houston, por evasión de arresto en junio de 2018.

El pasado 23 de febrero, agentes de la policía llegaron hasta un apartamento donde el sospechoso vivía con su madre y lograron detenerlo sin incidentes por el cargo de evasión y lo llevaron a una dependencia de la policía.

Durante su interrogatorio, el joven declaró que había citado a Josué Aguilar al lugar donde ocurrió el tiroteo con la intención de que fuera emboscado por un pistolero.

Valdez declaró, además, que uso su teléfono personal para enviar textos y comunicarse por Snapchat con las víctimas y que después del tiroteo escondió el arma en su casa.


Al final de la audiencia, la juez a cargo le informó al acusado cuál tribunal llevaría su caso y le preguntó si estaba de acuerdo con que un abogado de oficio lo representara. “Sí, su señoría, respondió Valdez.

“Muy bien señor Valdez, como usted enfrenta el cargo de asesinato con posibilidad de pena capital le voy a denegar el derecho a fianza”, se escuchó decir a la juez.

Luego le explicó que por el otro cargo de evasión si le podía fijar una fianza, pero que no tenía sentido que lo pagara porque igual no quedaría libre.

“Es usted un ciudadano de Estados Unidos?, pregunto la juez al acusado.

“No, su señoría”, dijo Valdez.

¿De cuál país es originario?, replicó la juez.

“Soy de México”, respondió el adolescente.

La juez entonces le preguntó si le gustaría que el consulado de este país fuera notificado del arresto y el joven respondió que sí.

El día que ocurrió el tiroteo, Arturo Acevedo, jefe de la policía de Houston, dijo que "un cobarde le había disparado a estas personas como si fueran venados".

El sospechoso, según autoridades, uso un rifle de alto calibre para emboscar a las víctimas.

Este lunes la policía de Houston indicó que los investigadores del caso creen que hay un segundo sospechoso que está prófugo y piden a ayuda ciudadana para localizarlo. Cualquier pista puede ser suministrada a la línea 713-308-3600 o a Crime Stoppers al 713-222-8477.

Atendieron una denuncia de venta de drogas y los sospechosos los recibieron a plomo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AsesinatosMuertesTiroteosTexasLocal

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.