null: nullpx
Extradiciones

Extraditan a Texas a exsacerdote acusado de matar a hispana en 1960

Después de casi 56 años se hará justicia con la víctima de un terrible homicidio y con la comunidad a la que pertenecía
10 Mar 2016 – 2:17 PM EST


John Feit, un exsacerdote de 83 años de edad, detenido en febrero en Phoenix, fue trasladado a McAllen, Texas, para enfrentar cargos por el homicidio en 1960 de Irene Garza, entonces una joven de 25 años, quien fuera reina de belleza.

“Podemos decir que después de casi 56 años, es el principio de hacer justicia al acusado, a la víctima y a la comunidad”, dijo el procurador del condado de Hidalgo, Ricardo Rodríguez, al recibir la tarde del miércoles a Feit para ser procesado e internado en la cárcel de esa jurisdicción en McAllen.

Rodríguez y su equipo trabajaron a lo largo de 14 meses para revisar el caso, junto con la policía estatal de los “Rangers” de Texas y el Departamento de Policía de McAllen, y convencer a un gran un jurado de emitir una acusación contra Feit por el homicidio de Garza en 1960.

Feit está acusado de haber dado muerte a Garza, el 16 de abril de 1960. La joven había acudido ese día a confesarse durante la Semana Santa con el ahora exsacerdote en la iglesia del Sagrado Corazón en McAllen y nadie más la volvió a ver con vida.

El cuerpo de Garza fue encontrado cinco días después a la orilla de un canal en McAllen, junto a un candelabro de la Iglesia del Sagrado Corazón y a un visualizador de diapositivas que, según la policía, pertenecía a Feit.

Feit fue considerado entonces como el principal sospechoso del crimen y durante la investigación se le sometió a un detector de mentiras.

Un reporte de la policía señala que respondió a los cuestionamientos “de una manera que indicaría fuera de toda duda que él estaba ocultando hechos”.

Sin embargo, Feit nunca fue acusado del homicidio. Tres años después, en 1963 sus superiores lo removieron de McAllen y lo enviaron a un monasterio en Missouri. Feit dejó el sacerdocio a finales de la década de los 60 y se mudó a Arizona, donde se casó y formó una familia.

En 2002, 46 años después del homicidio, Joseph O’Brien, un sacerdote que fue amigo de Feit y Dale Tacheny, un monje que le conoció en el monasterio de Missouri, acudieron con las autoridades y revelaron que Feit había admitido ante ambos, por separado, su culpabilidad en el crimen.

A raíz de esos testimonios, la Oficina del Procurador del Condado de Hidalgo reabrió el caso del homicidio de Garza en 2002. Dos años después, el entonces procurador del condado, Rene Guerra, presionado por la familia de la víctima, decidió presentar el caso ante un gran jurado.

Sin embargo, en la presentación no fueron llamados a testificar O'Brien y Tacheny, ni tampoco el acusado. El gran jurado decidió entonces no presentar cargos contra Feit.

En 2007, Feit concedió una entrevista a la cadena de televisión CNN, en la que sostuvo que no mató a Garza.

El caso había quedado congelado desde entonces hasta que el mes pasado, el procurador del condado de Hidalgo dio a conocer la acusación emitida por el gran Jurado, poco después de que Feit fuera detenido en Phoenix.

RELACIONADOS:ExtradicionesArrestosAsesinatosLocal

Más contenido de tu interés