null: nullpx
Desapariciones

Adriana Coronado, niña desaparecida en Katy, corre grave peligro

Autoridades del condado Walker creen que Adriana Coronado pudo haber estado con su padre al momento que éste fue asesinado
14 Mar 2016 – 4:35 PM EDT

Lo que inició como una alerta Amber por la desaparición de Adriana Coronado, una adolescente de 14 años residente de Houston, se ha convertido en un caso mucho más complejo.

El lunes 14 de marzo, oficiales de la oficina del alguacil del condado Walker reportaron el hallazgo del cadáver del padre de Adriana, identificado como César Vladimir Coronado, con lo que se cree son heridas de bala, incinerado y abandonado en un área rural al norte del condado Walker.


A partir de ese momento la investigación dio un giro y los detectives del caso empezaron a tratar la desaparición de Adriana como un secuestro.

"Creemos que hay una gran posibilidad de que Adriana haya sido secuestrada y estamos trabajando este caso como si ella hubiera sido secuestrada", dijo el alguacil Clint R. McRae en conferencia de prensa.

La adolescente y su padre habrían sido vistos juntos, por última vez en el área de Katy. "Tenemos razones para creer que alguien habló con la joven en el área de Katy antes del incidente", dijo McRae.

Los investigadores de este caso tienen argumentos que los conducen a creer que Adriana habría estado con su padre en el momento en que fue asesinado y por eso asumen que la joven está en grave peligro.

Adriana ha sido descrita como una joven de 14 años, que mide 5 pies de altura, pesa 105 libras, tiene ojos color café y usa anteojos de marco negro.

En entrevista teléfonica, Adriana Cavazos, madre de la joven secuestrada, confirmó a noticias Univisión 45 Houston que ella fue contactada por las autoridades para informale del asesinato de su esposo y de la desaparición de su hija.

Cavazos se encuentra en Monterrey, Nuevo León desde la semana pasada. Había viajado para realizarse un procedimiento médico y se encuentra devastada por la noticia.

La madre de la jovencita afirma que ella vivía junto con su esposo y la niña en Houston desde hace dos años y que su esposo no tenía problemas con nadie.

En medio de llanto inconsolable, la madre ruega que le ayuden a encontrar a su hija.

Los detectives del condado Walker piden al público que reporte cualquier información relacionada con el caso, ya que el tiempo es crucial.

El Departamento de Policía de Houston y el FBI están cooperando en esta investigación.

Si tiene alguna pista que ayude a las autoridades a dar con el paradero de la jovencita, llame a la Oficina del Aguacil del Condado Walker al 936-435-2400.

Lea también:


Más contenido de tu interés