null: nullpx
Inmigración

Adolescente en un centro de detención cuidó a una niña de cuatro años separada de su tía en la frontera

"Estaba tan traumatizada que no hablaba", dijo Michelle Brane, directora de derechos de los migrantes de la Comisión de Mujeres Refugiadas. Una chica de 16 años le cambió los pañales durante tres días a la pequeña, que no era de su familia y solo hablaba una lengua indígena de Guatemala.
18 Jun 2018 – 4:25 AM EDT

Una adolescente de 16 años tuvo que enseñar a otros niños confinados como ella en una instalación de la Patrulla Fronteriza en Texas cómo ayudar a cambiar el pañal de una niña guatemalteca de 4 años que había sido separada de su tía, un caso que se suma a los 2,000 casos documentados de familias de inmigrantes separadas en la frontera desde el 19 de abril y el 31 de mayo de este año.

La joven le contó la historia a Michelle Brane, directora de derechos de los migrantes de la Comisión de Mujeres Refugiadas, quien pasó un tiempo en la instalación el viernes, según reporta la AP.

Ocurrió en un centro de detención del sur de Texas, donde la joven se encargó de la pequeña niña a la que no conocía durante al menos tres días cuando se mantuvieron en la misma habitación.

“Ella tuvo que enseñar a otros niños en la celda a cambiar su pañal", dijo Brane.


Los agentes pensaron inicialmente que la niña era más joven, en parte porque ella no estaba hablando o comunicándose con nadie. Pero lo que sucedía es que la menor sólo hablaba quiché, un idioma indígena de Guatemala, y no español.

"Estaba tan traumatizada que no hablaba", dijo Brane a la AP. "Estaba acurrucada en una pequeña bola", añadió.

Después de que un abogado comenzó a hacer preguntas sobre la situación de la muchacha, los agentes encontraron a tía de la muchacha, que había sido confinada en otro sitio de la misma instalación, y fue entonces cuando las reunieron.

Este centro de detención alberga a 1,100 personas, entre adultos y menores. Reporteros de AP reportaron haber visto una celda con 20 niños adentro.

Brane dijo que también vio a funcionarios en las instalaciones regañar a un grupo de niños de 5 años por jugar en su habitación, diciéndoles que se callaran. No hay juguetes ni libros.


La directora de la organización humanitaria también refirió que un chico no jugaba con el resto. Según Brane, estaba callado, agarrando un trozo de papel que era una fotocopia de la tarjeta de identificación de su madre.

"El gobierno está literalmente quitando a los niños de sus padres y dejándolos en condiciones inapropiadas", dijo Brane. "Si un padre dejara a un niño en una jaula sin supervisión con otros niños de 5 años, serían responsables".

El doctor Colleen Kraft, el jefe de la Academia Americana de Pediatría, dijo que visitó recientemente un pequeño centro de detenciones de 60 camas en Texas, donde le llamó la atención un niño pequeño que lloraba incontrolablemente y golpeaba sus pequeños puños sobre el colchón.


En abril, el fiscal general Jeff Sessions anunció una política de "tolerancia cero" hacia los migrantes que cruzan ilegalmente la frontera con Estados Unidos. Ahora los adultos pueden ser juzgados como criminales por entrar sin la debida documentación en Estados Unidos, y pierden la custodia de sus hijos.

Casi 2,000 niños han sido separados de sus padres desde que Sessions anunció la nueva política, a mediados de abril.

La mayoría de los niños son enviados a vivir con miembros de la familia, pero mientras tanto están alojados en gran parte en unos 100 centros de detenciones administrados por el gobierno.

La política ha tenido fuertes detractores, incluso dentro de las propias filas republicanas. La primera dama Melania Trump dijo este domingo que "odia ver niños" separados de sus familias, un sentimiento también compartido por la exprimera dama Laura Bush, quien afirma que la situación es "cruel" y le "parte el corazón".

📸 Así llegan a la frontera los padres e hijos inmigrantes que el gobierno está separando

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés