null: nullpx
Funerales

Llegaron al entierro del padre, pero debieron reprogramar el funeral porque la fosa no estaba lista

Una confusión en medio del luto vivió una familia de Reedley, en el centro de California, luego que la funeraria programara el entierro del padre de familia, aún cuando faltaba tiempo para cumplir con el papeleo requerido y cavar la fosa en el cementerio.
31 Ago 2020 – 05:43 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

REEDLEY, California.- Todo estaba listo en el cementerio de Reedley para darle el último adiós a don José Zarco el pasado viernes, cuando sus deudos y familiares se enteraron que tendrían que marcharse y volver otro día porque la fosa no estaba lista para el entierro del ataúd.

José Zarco murió hace dos semanas a causa del coronavirus, y de acuerdo a la funeraria el sepelio estaba agendado para la 1pm del 28 de agosto. Así lo indica Onésimo Zarco, quien viajó desde el estado de Georgia hasta el condado de Fresno, en California, para poder enterrar a su padre.

A la tristeza de perder a su papá se sumó el disgusto de darse cuenta que los preparativos del funeral no estaban conforme se realizaría la ceremonia. De hecho, el sacerdote alcanzó a darle las bendiciones cuando su hijo se percató que no había fosa.

"Resulta que se llega el horario de entregar el cuerpo, y descubro yo que no había fosa para enterrar el cuerpo" relató ese día su hijo Onésimo, afligido.


En ese momento tuvieron que intentar descifrar qué estaba sucediendo y determinar cuál era el horario comunicado por la funeraria Cairns Funeral Home. Onésimo afirmó que él recibió una notificación de la misma funeraria donde confirmaban el entierro a la 1pm del viernes en el cementerio.

Sin embargo, la administración del camposanto de Reedley explicó que la funeraria estaba en conocimiento de que no podría llevarse a cabo la ceremonia. Y es que se necesitan 48 horas para realizar trámites, papeleo, cavar la fosa y revisar la indumentaria requerida, dice William Conrad, del cementerio de Reedley.

Pero la funeraria en cuestión sólo le habría dado 12 horas, le explicó Conrad al hijo del fallecido. Incluso el administrador comenta que se le dijo al director de la funeraria Cairns Funeral Home que se podría realizar el servicio de despedida, pero que el entierro debía esperar hasta el lunes.

Finalmente, los familiares de José Zarco León debieron llevarse el cuerpo de vuelta a la funeraria y volver al día siguiente, donde como una excepción el cementerio autorizó el entierro del difunto. De todos modos, la familia terminó pagando 9 mil dólares por un servicio funerario que estuvo cargado de malos ratos.

Cargando Video...
“Tuve que despedir a mi mamá a través de la pantalla”: funerales se adaptan para respetar el distanciamiento social
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:FuneralesCoronavirusFresnoCalifornia

Más contenido de tu interés