Interés Humano

Una mujer entró en pánico cuando la detuvo la Policía, pero terminó con un anillo de compromiso

Amanda Radican lloró cuando pensó que alguien había reportado su vehículo como robado. Todo era parte de una sorpresa de su pareja, un operador de la Policía de Grapevine, Texas.
21 Jul 2017 – 2:52 PM EDT

Dallas, Texas. - Stephen Smith, un operador de la Policía de Grapevine, en Texas, arrancó su segundo aniversario de noviazgo con la primera de varias mentiras 'piadosas': le dijo a su novia Amanda Radican que iba a tener que trabajar ese día.

Luego, dejó su celular en casa y al poco tiempo la llamó diciéndole que lo necesitaba, cuando en realidad era todo parte de su plan. Estaba monitoreando el aparato a través de la aplicación 'Encuentra mi teléfono' de iPhone para conocer el paradero exacto de Radican.

Con la ayuda de su primo policía, Chad Hale, hizo detener el auto de su novia. Hale se bajó del vehículo y le informó a la joven que alguien había reportado su auto como robado.

Radican, confundida, se puso nerviosa y empezó a llorar. En ese momento, apareció Smith, quien se puso de rodillas y le pidió matrimonio.

"Me mentiste", le dijo Radican, quien no tardó en decirle que lo amaba y que sí, que quería casarse con él.

Toda la propuesta quedó grabada en video y fue publicada en la página de Facebook de la Policía de Grapevine, donde ha sido vista miles de veces y ha recibidio cientos de likes y decenas de comentarios.

"La parada de tránsito duró cinco minutos, pero el recuerdo será para siempre", aseguró el Departamento policial.

Vea también:

¿Y si estos ex pandilleros pudieran borrarse los tatuajes de la cara?

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Interés HumanoTrendingLocal

Más contenido de tu interés