null: nullpx
Asesinatos

Un joven texano admite haber matado a su madre tras apuñalarla más de 50 veces

Lauren Labar sobrevivió al ataque de su hijo pero murió después en el hospital. El joven confesó a la policía que apuñaló a su madre en la espalda y la cabeza en múltiples ocasiones porque 'ella no moría'.
28 Sep 2016 – 12:03 PM EDT

Paul Robert LaBar, de 26 años de edad, el joven que admitió haber apuñalado y matado a su madre, tiene un historial de enfermedad mental. En el 2014 había sido inscrito en un programa de tratamiento de salud mental para criminales por golpear a su padre. Pero fue removido del programa y condenado a 90 días de cárcel y a pagar una multa de $372 dólares.

El crimen de la señora LaBar ocurrió el pasado lunes. La víctima logró llamar a su esposo (y padre del agresor) Paul Raymond LaBar y le dijo que volviera a casa porque la habían herido. La comunicación se cortó. Entonces él regresó la llamada y fue su hijo Paul Robert Labar quien respondió y le dijo que no quería que hablara con su mamá.

El hombre, de 62 años de edad, supo entonces que algo estaba mal porque logró escuchar a lo lejos la voz de su esposa cuando gritó y pidió ayuda. La comunicación se volvió a cortar.


Al llegar a su residencia en el norte de Fort Worth, Paul Raymond encontró a su esposa sangrando y tirada en la cocina. La mujer aún estaba consciente y le dijo que su hijo la había apuñalado muchas veces.

La mujer fue llevada al Hospital Metodista Texas Health Harrish con múltiples heridas en la cabeza y el cuerpo. Al día siguiente de haber sido hospitalizada murió y los detectives del caso emitieron la orden de arresto contra el hijo.

Tras se capturado, Paul Robert LaBar admitió su crimen. Dijo que primero golpeó a su madre con un objeto metálico, pero como no murió, la apuñaló más de 50 veces en la cabeza y la espalda, según el reporte policial.

Paul Raymond LaBar permanece detenido con una fianza de 250, 000 dólares y enfrenta cargos de asesinato en primer grado.

Según el reporte de la policía, el matricida sufre de transtornos mentales, ya que su padre mencionó durante la llamada al 911 que su hijo es esquizofrénico. Además, relató que cuando llegó a su casa, su hijo ya había soltado el cuchillo y sólo lo miró de frente sin decir nada.

El joven LaBar había sido condenado por un delito menor de asalto y por golpear y tratar de asfixiar a su padre el 22 de mayo de 2013, de acuerdo con documentos judiciales. En una declaración jurada en este caso, el señor LaBar dijo a los agentes que tuvo una discusión por un juego de video con su hijo, entonces de 22 años de edad. Y agregó posteriormente que su hijo estaba tomando medicamentos por problemas de salud mental, pero ese día se negó a tomarla, lo que ocasionó su airada reacción.

Los documentos también dan cuenta que el joven había sido aceptado en el programa de salud mental, diseñado para separar a los delincuentes con problemas mentales de otros delincuentes del sistema tradicional de justicia penal. Pero su inscripción fue revocada en julio del 2014.

Fue declarado culpable por un delito menor de asalto, condenado a 90 días de cárcel y el pago de una multa de $372 dólares para finalmente salir libre.

RELACIONADOS:AsesinatosCrímenesLocal

Más contenido de tu interés