null: nullpx
Noticias

Consejos para evitar una tragedia durante el verano

El ahogamiento es la quinta causa de muerte involuntaria por lesiones en personas de todas las edades, y la segunda causa de muerte por lesiones en niños de un año a 14 años, de acuerdo con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).
28 May 2019 – 6:17 PM EDT

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informa que más del 50% de las víctimas de ahogamiento requieren hospitalización o ser traslado para recibir atención. Lesiones no fatales por ahogamiento pueden causar daño cerebral que puede resultar en una discapacidad, como problemas de memoria, problemas de aprendizaje y pérdida permanente del funcionamiento básico.

Los ahogamientos ocurren de manera rápida y silenciosa, los adultos no deben participar en ninguna otra actividad que los distraiga mientras supervisa a los niños, incluso si hay salvavidas presentes.

De acuerdo con el Hospital Childrens de Dallas, desde el Día de Recordación se ha registrado por lo menos 33 casos de ahogamiento. En tres de los casos los niños han fallecido.

El hospital enfatiza que un minuto es todo lo que se tarda para que un niño se ahoge.

El CDC comparte consejos para evitar un ahogamiento:


  • Supervisión. Designe a un adulto responsable para que vigile a los niños pequeños mientras están en el baño y a todos los niños que nadan o juegan dentro o alrededor del agua.
  • Nunca nade solo, siempre uno debe de nadar con un amigo. Seleccione los sitios de natación que tienen salvavidas cuando sea posible.
  • Las clases de natación formales pueden proteger a los niños pequeños de ahogarse.
  • Tome clases de resucitación cardiopulmonar (RCP).
  • Los juguetes rellenos de aire o de espuma no son dispositivos de seguridad.
  • Evita el alcohol.
  • Conozca las condiciones climáticas locales y el pronóstico antes de nadar o navegar. Los fuertes vientos y tormentas eléctricas con rayos son peligrosos

¿Qué hacer si alguien se esta ahogando? • Uno debe de lanzar un dispositivo de salvamento, cuerda,
toalla, o incluso fideos de piscina para ayuda.
• Llame al 911
• Ayuda por detrás: las personas que se ahogan ven a un socorrista que viene hacia ellos y se
agarran y los arrastran de bajo del agua. Acercarse a ellos desde atrás es más seguro.

  • Si se evite un ahogamiento, busque señales de ‘ahogamiento secundario’ La víctima todavía puede tener agua en sus pulmones y puede asfixiarse horas después. Dificultad para respirar, letargo y tos horas después, lo que puede indicar ahogamiento secundario.
RELACIONADOS:NoticiasNataciónTexas

Más contenido de tu interés