Asesinatos

Autoridades federales investigarán asesinato en Texas de periodista mexicano

El FBI, el Servicio Secreto y el Servicio del Alguacil de Estados Unidos, colaboran ahora en la investigación de la muerte de Jay Torres.
28 Jun 2016 – 7:08 PM EDT

DALLAS, Texas - Autoridades federales de Estados Unidos se sumaron a la investigación sobre el homicidio del periodista y fotógrafo mexicano Jacinto Torres Hernández, hallado muerto el pasado 13 de junio en el patio trasero de una casa en Garland, Texas.

El vocero del Departamento de Policía de Garland, Pedro Barineau, confirmó que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), el Servicio Secreto y el Servicio del Alguacil de Estados Unidos, colaboran ahora en la investigación.

Jacinto Torres Hernández, de 56 años y quien era popularmente conocido entre sus amigos y colegas como Jay Torres, es el séptimo periodista que es asesinado en Estados Unidos desde el 2000.



La colaboración de las autoridades federales estadounidenses en la averiguación del homicidio deriva de que la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) condenara el hecho y pidiera una exhaustiva investigación del asesinato.

El cuerpo de Jay Torres, colaborador durante casi dos décadas del Diario La Estrella, una publicación en español del periódico Star-Telegram de Fort Worth, Texas, fue localizado con una herida de bala en el pecho en el patio trasero de una casa en Garland, ciudad limítrofe al noreste de Dallas.

El periodista y fotógrafo era originario de Monterrey, en el estado mexicano de Nuevo León, y había emigrado a Texas en 1979, y alternaba su trabajo periodístico con un negocio propio de bienes raíces.



El Departamento de Policía de Garland informó que se están revisando los registros y anotaciones periodísticas y de bienes raíces hechas por Torres en los últimos meses en búsqueda de alguna pista que conduzca a su asesino.

La policía determinó que Torres, tenía varios días de haber sido muerto cuando se encontró su cadáver. Las autoridades han descartado, sin embargo, que la muerte de Torres se tratara de robo, porque todas sus pertenencias estaban intactas.

Las autoridades no han identificado hasta ahora a ningún sospechoso y este lunes anunciaron una recompensa de cinco mil dólares a quien proporcione información que permite dar con el responsable del asesinato.

RELACIONADOS:AsesinatosCrímenesLocal

Más contenido de tu interés