null: nullpx
Asesinatos

Una fantasía sexual, el motivo por el que dos empleados universitarios asesinaron a estilista de Chicago

El exprofesor de la Universidad de Northwestern y el tesorero de la Universidad de Oxford, acusados de asesinato en primer grado, planearon el homicidio del joven de 26 años con meses de anticipación. Su fantasía era asesinar a alguien y luego matarse entre ellos.
21 Ago 2017 – 1:11 PM EDT

CHICAGO, Illinois. El exprofesor de la Universidad Northwestern y el empleado de la Universidad de Oxford acusados de asesinar a un joven estilista de 26 años en Chicago a finales de julio, habrían planeado el crimen con varios meses de anticipación y el asesinato era parte de una fantasía sexual, revelaron los fiscales el domingo.

Los acusados son: Wyndham Lathem, 42 años, exprofesor de microbiología de 42 años de edad, y Andrew Warren, 56 años, tesorero de la famosa universidad británica. Fueron trasladados de California a Chicago el viernes por la noche y el domingo en su primera comparecencia en corte en la ciudad, se les negó el derecho de fianza.

En una conferencia de prensa, Natosha Toller, asistente del fiscal estatal, dió a conocer detalles del asesinato de Trenton Cornell-Duranleau ocurrido el pasado 27 de julio.

Según la fiscalía, varios meses atrás Lathem y Warren se comunicaron a través de un chat en internet sobre sus fantasías sexuales de matar a otros y después asesinarse entre ellos. Esas conversaciones finalmente llevaron a que Lathem le pagará el boleto a Warren para que viajará a Chicago y los dos fraguaron el plan.

La primera víctima sería Trenton, el novio de Lathem, a quién apuñalaron 70 veces mientras dormía. Este es el relato, según las autoridades.

El crimen


Tres días antes del asesinato, Lathem recogió a Warren en el aeropuerto O’Hare y le alquiló un cuarto de hotel. Este era su primer viaje a Estados Unidos.

El 26 de julio, Lathem llevó a la víctima a su departamento en el 500 North State St y le mandó un texto a Warren avisándole que matarían a Trenton esa noche. El asesinato habría ocurrido alrededor de las 4:30 de la madrugada en el apartamento del exprofesor.

Warren llegó al lugar y después de que Lathem se asegurara de que Trenton estaba dormido, los dos hombres fueron al baño y sacaron un cuchillo de su empaque. Entonces, Lathem le pidió a Warren que grabara el asesinato con un teléfono celular y regresó al dormitorio para apuñalar a Trenton "una y otra vez", dijo la fiscal.

Cornell-Duranleau se despertó y comenzó a gritar y a luchar por su vida. Lathem pidió ayuda a Warren y esté puso su mano sobre la boca de la víctima, quien le mordió. Después Warren habría golpeado al estilista con una "lámpara de metal pesado", mientras Lathem seguía apuñalandole. Los acusados emplearon varios cuchillos y Warren usó tanta fuerza que rompió la hoja de uno de los ellos, dijo la fiscal.

"Wyndham, ¿qué estás haciendo?" preguntó Cornell-Duranleau a Lathem, y esas fueron sus últimas palabras.


La huida


Después del asesinato Lathem y Warren limpiaron el departamento, alquilaron un automóvil y huyeron del lugar. En el camino hicieron una donación de 5,610 dólares a nombre de Cornell-Duranleau al Howard Brown Health Center, un centro de salud que brinda servicios a la comunidad LGBT. También donaron 1,000 dólares a nombre de Trenton a la biblioteca pública de Lake Geneva.

La fiscal contó que mientras estaban en la biblioteca, fue el propio Lathem quien llamó al portero de su edificio y le alertó, de manera anónima, que había sucedido un crimen en su departamento.


Fue entonces cuando la policía registró la vivienda y encontró a Cornell-Duranleau ya sin vida y tendido en el suelo en su ropa interior. También encontraron varios cuchillos y una lámpara rota.

Cornell-Duranleau había sido apuñalado 70 veces, estaba casi decapitado y tenía varias heridas que hubieran sido mortales por sí mismas. Tenía "numerosas" heridas defensivas, dijo Toller.

Después del crimen, Lathem envió un mensaje de video a sus padres y amigos en el que les contaba que él no era la persona que ellos pensaban y que había matado a Cornell-Duranleau.

Según los fiscales, Lathem le dijo a la policía que Trenton no tenía "idea" de lo que vendría mientras dormía.

El portavoz de la policía de Chicago, Anthony Guglielmi calificó el asesinato de "muy gráfico". "El cuerpo de la víctima había sido apuñalado varias veces... hasta el punto de la mutilación. Este fue un ataque que tuvo mucha rabia o pasión, y la víctima fue brutalmente asesinada".

De acuerdo con las autoridades, tras varios días de camino, Lathem y Warren llegaron finalmente a California, donde supieron que autoridades de distintos departamentos de policía los estaban buscando y se pusieron en contacto con un abogado y negociaron su rendición, lo que hicieron en lugares separados. Lathem se entregó en Oakland, California y Warren en San Francisco.

Barry Sheppard, abogado de Lathem pidió al público que no se apresurara a juzgar a su cliente. De acuerdo con DNA Info Chicago, el abogado de Lathem dijo que 25 académicos habían enviado cartas al juez Adam Bourgeois expresando que Lathem era un académico respetado.

Los abogados de Warren no hicieron comentarios y espera que los acusados comparezcan en corte este lunes.


Presentan nuevas herramientas para combatir la violencia en las calles de Chicago

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AsesinatosCrímenesMuertesSexualidadLocal

Más contenido de tu interés