Interés Humano

Un chofer de Uber verá a su hijo competir en Río gracias a una pasajera de Chicago

Lo que comenzó como una conversación entre dos extraños, terminó en una convocatoria en GoFundMe para que un padre pudiera ver a su hijo competir en los Juegos Olímpicos.
16 Ago 2016 – 4:45 PM EDT

CHICAGO, Illinois. Las vueltas del destino hicieron posible que Ellis Hill, conductor de Uber en Filadelfia, viaje a Brasil para ver a su hijo Darrell Hill competir en los juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Y todo gracias a una pasajera de Chicago.

Todo empezó con una conversación entre dos extraños. Hill conoció a Liz Willock de Chicago en el aeropuerto de Filadelfia el pasado mes de julio.

Un largo trayecto debido al tráfico hizo que el conductor y su pasajera se pusieran a platicar de todo un poco.

Entre la conversación surgió el tema de los Juegos Olímpicos. Willock le comentó que ella conocía a alguien del equipo de natación y Hill le contó que su hijo era parte del equipo olímpico de Estados Unidos y que participaría en la competencia de lanzamiento de bala.

Willock le preguntó si él iba a ir a verlo competir, pero Hill dijo que no tenía dinero para los boletos y que lo iba a ver por televisión desde su casa.

Liz pensó que podría ayudarle y creo una página en GoFundMe en la que contaba la historia de Hill y su sueño de ver a su hijo competir.

En poco más de dos semanas consiguieron el dinero que el padre necesitaba para el viaje. 152 personas ayudaron a juntar 8,500 dólares. La meta era 7,500 dólares.

Darrell, quien es egresado de la Universidad Estatal de Pensilvania y recientemente se graduó en Rehabilitación y Servicios Humanos, compartió un mensaje al respecto en su cuenta de Twitter en el que agradecía el apoyo que le dieron a su padre.

“Me gustaría agradecer personalmente a todos los que donaron para que mi papá llegue a Río. Logramos nuestra meta. Dios es bueno. Agradecido”, dice el mensaje en redes sociales.

Este jueves, Ellis Hill verá a su hijo competir desde el estadio.

Más contenido de tu interés