null: nullpx

La travesía para la separación de Addy y Lily, las siamesas unidas de Chicago, en fotos

La familia Altobelli: Dom, Maggie, Addy y Lily han realizado toda una travesía, luego de que los padres descubrieran que sus hijas eran gemelas unidas. Tras casi un año de preparativos y una larga cirugía, Addy y Lily gozan de un cuerpo saludable cada una. Esta es su historia en fotografías.
Publicado 25 Ene 2022 – 01:25 PM EST | Actualizado 25 Ene 2022 – 01:30 PM EST
Reacciona
Comparte
1/17
Comparte
Dom y Maggie Altobelli descubrieron en una consulta de rutina que no tendrían una hija, como creía, sino que serían dos. Crédito: Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
2/17
Comparte
El ultrasonido reveló, además, que las niñas estaban unidas por el pecho y el abdomen. Crédito: Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
3/17
Comparte
La pareja se acercó al Hospital Infantil de Filadelfia, uno de los pocos centros especializados en separación de siameses en Estados Unidos. Crédito: Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
4/17
Comparte
Una serie de análisis confirmó que las niñas compartían el hígado y el diafragma; sin embargo, cada una tenía un corazón saludable, lo que las hacía candidatas para la separación. Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
5/17
Comparte
Los preparativos comenzaron incluso antes de que nacieran. Finalmente, Addy y Lily nacieron el 31 de octubre de 2020, por medio de una cesárea. Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
6/17
Comparte
Tras nacer, las niñas estuvieron en la Unidad de Cuidados Intensivos para recién nacidos del hospital. Crédito: Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
7/17
Comparte
Luego, pasaron otros seis meses en la Unidad Pediátrica de Cuidados Intensivos. Crédito: Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
8/17
Comparte
Durante este tiempo, un equipo de cirujanos preparó a las niñas para la separación. En sus vientres se injertaron expansores, que fueron preparando su piel para cubrir las partes de sus cuerpos que quedarían expuestas tras la separación. Crédito: Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
9/17
Comparte
Casi un año después, Addy y Lily se sometieron a una cirugía que tardó poco más de 10 horas. Crédito: Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
10/17
Comparte
El equipo de 12 médicos especializados estuvo bajo las instrucciones de la doctora Holli L. Hedrick, médica a cargo del procedimiento. Tras la separación exitosa, las niñas aún estuvieron otras cuatro horas en cirugía plástica, donde los médicos les reconstruyeron los torsos. Crédito: Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
11/17
Comparte
La alegría invadió a Maggie y Dom, quienes finalmente pudieron conocer a sus hijas separadas. Crédito: Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
12/17
Comparte
Tras casi un año en Filadelfia, la familia originaria de Chicago pudo regresar a casa. Crédito: Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
13/17
Comparte
Las niñas viajaron en ambulancia aérea. Al llegar, pasaron un par de semanas en observación en el Hospital Infantil Lorie. Crédito: Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
14/17
Comparte
Las niñas fueron dadas de alta justo para celebrar la Navidad en casa. Crédito: Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
15/17
Comparte
Los médicos consideran que las niñas evolucionan favorablemente y pronostican que ambas tengan una vida feliz y plena. Ahora se valen de un respirador para fortalecer sus músculos y poder respirar por su cuenta en poco tiempo. Crédito: Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
16/17
Comparte
"Verlas con sus cuerpos propios –sus cuerpos son simplemente perfectos– fue asombroso. Es simplemente indescriptible", señaló Maggie Altobelli, la madre. Crédito: Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
17/17
Comparte
"Estamos comenzando un nuevo libro, no es un nuevo capítulo, es un nuevo libro. Y hay un libro para Addy y uno para Lily", dijo el padre Dom Altobelli. Crédito: Familia Altobelli / Hospital Infantil de Filadelfia (CHOP)
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés