null: nullpx
Gobierno

Miles de familias en Illinois sin acceso a los beneficios del programa SNAP por cuestiones informáticas

Una actualización de un software que arrancó en octubre pasado está causando demoras en la obtención de beneficios del Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria.
17 Dic 2017 – 9:43 PM EST

CHICAGO, Illinois. Una actualización en un sistema informático podría ser la causante de que miles de familias del estado de Illinois hayan sido excluidas del Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP), anteriormente conocido como estampillas de comida.

El problema surge después de que el Departamento de Servicios Humanos del estado diera inicio a la segunda fase de un nuevo sistema computacional para administrar los beneficios de este programa federal que ayuda a miles de familias de bajos recursos a optimizar su presupuesto para comprar comida.

Aunque no es extraño que un buen número de usuarios de este programa pierdan sus beneficios cada mes, debido a que no cumplen con las fechas límite o los criterios de elegibilidad, según reportes del Chicago Tribune, este número creció significativamente después del mes de octubre, cuando comenzó la segunda fase de una actualización de un software que administra los beneficios.

Con el sistema anterior, el estado cancelaba entre 14,000 y 15,000 casos por mes, dijo Diane Grigsby-Jackson, directora de la división de servicios familiares y comunitarios del Departamento de Servicios Humanos al medio. Pero con el nuevo sistema, el estado canceló 41,000 casos el 15 de noviembre, de los cuales aproximadamente 12,000 ya han sido reinstalados, dijo la directora.

Sin embargo, según lo reportado por el medio, los funcionarios de este departamento y los representantes de la Federación Estadounidense del Sindicato de Trabajadores Estatales, Municipales y del Condado, que representa a más de 2,400 trabajadores sociales de servicios humanos de Illinois, parecen no estar de acuerdo en qué es lo que está causando el problema.

Según Vonceil Metts, presidente de AFSCME Local 2808, algunas de las personas que completaron esas aplicaciones en los últimos dos meses perdieron sus beneficios, porque sus archivos no se habían convertido al nuevo sistema. Las personas que reciben cupones de alimentos deben completar una solicitud cada seis meses para recertificar su elegibilidad.

“Todos estamos aprendiendo el nuevo sistema, pero el problema es que estamos aprendiendo a espaldas de la gente pobre. Y estamos quitándoles sus beneficios durante la peor temporada posible", dijo Metts.

No obstante, Grigsby-Jackson mencionó al Tribune que no hay problemas técnicos en el nuevo sistema informático y que los asistentes sociales estaban debidamente capacitados, por lo que las diferencias entre el nuevo sistema y el antiguo probablemente son la raíz del conflicto.

Por ejemplo, bajo el nuevo sistema, los beneficios se cortan automáticamente después del día 15 de cada mes para los casos que no cumplen con la fecha límite para renovar la elegibilidad. En el sistema anterior, los casos se cancelaban manualmente lo que daba a los solicitantes un cierto período de gracia.

Pero sean peras o sean manzanas, los usuarios parecen estar sufriendo las consecuencias.

"Tenemos que alimentar a nuestros hijos", dijo Edna Marshall, residente de Chicago al periódico, quien mencionó que todavía está esperando cupones de alimentos para ella y sus seis hijos desde que presentó su solicitud a fines de octubre.

"He estado alimentando a mis hijos con mi dinero de alquiler", agregó la mujer después de que trabajadores sociales le dijeron que la demora se debía al nuevo sistema informático.

Aunque los funcionarios del estado reconocen que el lanzamiento de la segunda fase del sistema no ha sido del todo fácil, creen que finalmente será más eficiente y más fácil de usar para los 1,8 millones de personas en Illinois que reciben cupones de alimentos.

Estas son las cinco mejores (y peores) ciudades para los inmigrantes en EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés