null: nullpx
Ataque en Niza

Padre e hijo texanos murieron en el atentado de Niza

Sean Copeland, de 51 años, y su hijo Brodie, de 11, habían iniciado sus vacaciones de verano en España y culminarían en la Riviera Francesa.
15 Jul 2016 – 12:01 PM EDT

AUSTIN, Texas - Sean Copeland, de 51 años, y su hijo Brodie, de 11, fueron identificados como dos de las víctimas fatales del ataque perpetrado con un camión el pasado jueves en Niza (Francia), durante las celebraciones del Día de la Bastilla. Hasta ahora, el ataque ha dejado 84 personas muertas y decenas de heridos en condición crítica.

El diario texano Austin Statesman confirmó que ambos fallecieron junto con otras 82 personas durante la matanza protagonizada por un hombre de origen tunecino que condujo un camión durante dos kilómetros arrollando a la multitud que se congregaba en el atestado Paseo de los Ingleses, el paseo marítimo de la ciudad.

"Estamos destrozados y en shock por la pérdida de Brodie Copeland, un hijo increíble y un hermano que alegraba nuestras vidas, y de Sean Copeland, un gran padre y marido", indicó en un comunicado la familia radicada en la zona de Austin, Texas).

La familia Copeland habían iniciado sus vacaciones de verano en Pamplona y Barcelona, España y se encontraban en la Riviera Francesa para celebrar el Día de la Bastilla, fiesta nacional en Francia.

El senador Ted Cruz, dijo en un comunicado que Sean y Brodie viajaban junto con la madre de Brodie, hermanastro y hermanastra.


Según compartió un familiar en Facebook, los Copeland se encontraban en Niza celebrando un cumpleaños.

"Perder a un ser querido es duro sin importar las circunstancias, pero perder a un ser querido en una tragedia como esta y de un modo inesperado es insoportable", señaló Haley Copeland, otra familiar, en la red social.

Brodie Copeland era un dedicado jugador de béisbol juvenil y su padre, que trabajaba en una empresa tecnológica, ayudaba en ocasiones como entrenador de béisbol infantil.

Por su parte, el senador texano, Ted Cruz, emitió un comunicado donde lamenta profundamente la muerte del padre y su hijo e informa que ya está en contacto con el Departamento de Estado para traer de regreso a casa a toda la familia.

Cruz dijo que los Copeland son las víctimas de una teología radical alimentada por el odio a la libertad y la civilización occidental.

"Nuestros enemigos han demostrado una y otra vez que no van a descansar. Ayer, su yihad, aunque llevada a cabo en un país extranjero, golpeó cerca nuestra casa, tomando la vida de nuestros compañeros tejanos", comentó Cruz.

El senador texano sostuvo que para honrar la memoria de las decenas de víctimas de este ataque, para proteger la seguridad de todos los estadounidenses y preservar la sociedad libre y abierta, no "debemos descansar en nuestra determinación de derrotarlos".

RELACIONADOS:Ataque en NizaTerrorismoLocal

Más contenido de tu interés