Demandas

Juez asegura que el gobernador de Texas no debió remover esta exhibición del Capitolio

En el pesebre alternativo, que promovía la separación entre la religión y el estado, los próceres de la patria y la Estatua de la Libertad contemplan la Declaración de Derechos de los Estados Unidos, que toma el lugar del niño Jesús. Luego del rechazo de Greg Abbott, la Fundación de Libertad Religiosa interpuso una demanda.
16 Oct 2017 – 2:52 PM EDT

AUSTIN, Texas. – El gobernador Greg Abbott no debió censurar una exhibición en el Capitolio en la que se promovía la separación del estado y la religión, dictaminó un juez federal.

El mandatario “violó el derecho incluido en la Primera Enmienda que prohíbe la discriminación en un foro público”, cuando pidió en diciembre de 2015 la remoción de una representación montada por la Fundación de Libertad Religiosa (FFRF, por sus siglas en inglés), aseguró Sam Sparks.

En el “Nacimiento de la Declaración de Derechos” figuras de cartón de Benjamin Franklin, Thomas Jefferson, George Washington y la Estatua de la Libertad protagonizan un pesebre, en el que el niño Jesús es reemplazado por una copia del acta. El documento contiene las primeras 10 enmiendas a la Constitución, en las que se limita el poder del gobierno.

La exhibición iba acompañada de este mensaje: "En esta temporada del Solsticio de Invierno, honramos la razón y la Declaración de Derechos (adoptada el 15 de diciembre de 1791). Mantengan el Estado y la Iglesia separados".

La FFRF argumentó que la representación tenía la intención de contrarrestar el Nacimiento tradicional cristiano montado en el edificio estatal.

El lunes, Abbott respondió en Twitter a la decisión del juez: “Estén seguros, esto será apelado”.


La decisión del juez Sparks, emitida el viernes, llega más de un año y medio después de que la FFRF interpusiera una demanda en contra de Abbott. La fundación argumentó que la remoción violaba su libertad de expresión y la cláusula de la Constitución que prohíbe el apoyo del gobierno hacia una religión en particular.

En ese momento, Abbott alegó que la representación enviaba un mensaje “insípido y sarcástico” con la intención de burlarse de la religión y la herencia judeo-cristiana de la nación. Aseguró que era una falta de respeto para muchos texanos.

De acuerdo con el Austin-Statesman, el gobernador envió una carta al entonces director de la Junta de Preservación Estatal, John Sneed, en la que le pedía que retirara la muestra. Sneed, quien también fue demandado, desmanteló la obra ese mismo día alegando que no promovía el interés del público. Al siguiente año, la junta rechazó la solicitud de la fundación para volver a presentar su pesebre alternativo.

La FFRF sostiene que Abbott no tenía derecho a dar dicha orden porque la fundación tenía un permiso y el apoyo de la representante texana Donna Howard (D-Austin).

Vea también:


Estas son las quinceañeras que protestan en el capitolio de Texas contra la ley SB4

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés