null: nullpx
Cargando Video...

Han pasado 20 años desde la última vez que vio a su hija, ahora tendrá la oportunidad de verla en EEUU y conocer a su nieto

Mely López contó a Noticias 34 Atlanta la emoción que tiene porque verá a su hija que dejó hace 20 años en El Salvador.
5 Abr 2021 – 01:50 PM EDT
Reacciona
Comparte

nuevo con su hija . historiaque nos demuestra que conpaciencia y perseverancia sepuede lograr un final feliz.que la amo. estoy muy feliz.que no veo la hora de que venga.ya no tanto como madre e hijasino como una amiga. esá muygrande como para que la tratecomo la deé.felicidad y esperanza. es loque siente esta mujersalvadoreña quien decidó venira estados unidos en 2001 parabuscar una mejor vida. estosacrifió la tapa de infanciade su hija carla a quien tuvoque dejar al cuidado de susabuelos.es bien diícil porque noteía familia aqí. era diíciltomar esa decisón de venir. ytratar de sobrevivir y de saliradelante. siempre con laesperanza de poder ver a lafamilia que uno de joya. detrabajar lo ás duro que sepueda. hasta el momento,gracias a dios, ha sido posible.se acogó a programa que leha permitido trabajar y hastahace dos años iniciar su propiaempresa dedicada a la limpiezade casas.nunca he viajado de vueltaal salvador. estoy ansiosa porconocer a mi hija.fueron incontables losmomentos en que pería laesperanza y senía que nuncavolveía a ver a su hija carla.en 2014 empeó a tramitar lospapeles para que le permitierala entrada. dos años despés,el gobierno de estados unidosaproó su solicitud. donaldtrump lleó a la casa blanca ysu sueño se vino abajo.a mi me la probaron antes dequeél empezara su mandato.cuandoél entó y dijo que locancelaba, no pudo viajar mihija.ahora bajo la administracónde joe biden, pudo ver una luzverde en medio del caminoturbulento. departamento deinmigracón aproó la entradade su hija al pís y ahoraespera darle la bienvenida almércoles de la póxima semana.hay que tener en esperanzaaunque uno veces se olvide ypiense que todo va a salir mal.me dio depresón cuando medijeron que no iba a podervenir. hay que seguirlepidiendo a dios y esperar quetuvo porúltimo esa su hijasus brazos cuando teía seisaños. ahora que tiene 25 podáabrazarla y recuperar el tiempoperdido. no ólo con ella sinotambén con su pequeño nieto.una historia que esá a punto