null: nullpx
Arrestos

Niño muere por heridas de bala luego de que su madre dejara un arma cargada en su habitación

Wendy Lavarnia ha sido sentenciada a más de 10 años de cárcel luego de declararse culpable de homicidio involuntario por la muerte de su hijo, al parecer baleado accidentalmente por su hermano de 2 años.
4 Oct 2019 – 6:26 PM EDT

Wendy Lavarnia ha sido sentenciada a más de 10 años de cárcel en el Departamento de Correcciones de Arizona luego de declararse culpable de homicidio involuntario e intento de abuso infantil, tras la muerte de su hijo de 9 años quien recibió un disparo en la cabeza mientras jugaba videojuegos dentro de una casa.

El intento de Lavarnia de ocultar su propio error mientras permitía que su hijo sufriera… nadie puede entender realmente el daño que infligió a un niño inocente”, dijo el fiscal del condado de Maricopa Allister Adel.

Según los documentos de la corte, el 20 de marzo de 2017, la policía fue llamada a un hogar donde supuestamente un menor de edad había sido víctima de varios impactos de bala.

De acuerdo con el comunicado de prensa, la acusada dice que ella estaba en casa con sus cuatro hijos cuando decidió dejar una pistola cargada sin seguridad en la cama. Ella les dijo a los investigadores que se distrajo por un momento y el niño logró agarrar el arma, apretar el gatillo y aferrarse al arma hasta que la madre se la quitó de las manos. Lavarnia, al ver que uno de sus hijos había disparado contra el otro, llamó al 911 tratando de salvar la vida de la víctima.

Autoridades indican que poco tiempo después, el padre de los niños, Kansas Lavarnia, llegó a la casa y los oficiales notaron una lesión en su brazo similar a una herida de bala. Les dijo a los investigadores que no estaba en la casa cuando ocurrió el tiroteo. Más tarde, los investigadores descubrieron que el automóvil que conducía tenía evidencia de sangre y artículos de limpieza en el interior.

Según las autoridades, esto contrastaba con la falta de sangre que se encontró dentro de la casa donde había resultado herido de gravedad uno de los hijos de la familia.

De acuerdo con el comunicado de prensa, los investigadores pudieron encontrar lo que parecía ser un esfuerzo de limpieza sustancial dentro de la casa, aunque cualquiera de los materiales utilizados ya habían sido retirados de la casa. Este tipo de limpieza habría requerido una cantidad de tiempo considerable. La evidencia sugiere que tanto la acusada como su esposo no buscaron atención médica de inmediato por Landen, quien murió a causa de sus heridas un día después.


Los otros tres niños en el hogar fueron retirados y se descubrió que todos tenían drogas en sus organismos. Kansas Lavarnia también fue acusado en este caso, pero murió antes de su juicio.


Niños: víctimas, huérfanos y miembros

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:ArrestosFamiliaMuertes

Más contenido de tu interés