Inmigrantes indocumentados

Familia de inmigrante hospitalizado en Arizona denuncia que el centro lo quiere 'deportar' a México

Aseguran que están siendo presionados por el hospital para que firmen los documentos que permitan el traslado del paciente a un centro asistencial en Sonora.
9 Ago 2016 – 3:42 PM EDT

La familia de un inmigrante mexicano, quien padece de distrofia muscular y se encuentra hospitalizado en el Centro Médico Banner de la Universidad de Arizona, denunció que lo quieren transferir a un hospital en México, lo que para ellos es una forma de deportación.

Aarón Hernández fue internado hace 16 días por problemas respiratorios, los médicos que lo atendieron determinaron que se trataba de neumonía.

“Él sigue en terapia intensiva, ya lleva dos semanas allí y el problema es que el hospital nos está presionando para trasladarlo a México”, dijo Perla Navarro, hermana del Hernández.

Los familiares expresaron su preocupación por la presión que está ejerciendo el hospital para que ellos firmen los documentos que permitan el traslado del paciente a un centro asistencial en Nogales, Sonora (México).

“A mi mamá la han amenazado que lo van a deportar si no damos una respuesta pronto”, sostuvo Jessica Navarro, hermana de Hernández.

Aunque para la familia es claro que sólo las autoridades migratorias son las encargadas de deportar a un inmigrante, consideran que el tratar de enviar a Hernández a México sin su consentimiento es prácticamente una deportación, porque el paciente se encuentra en Estados Unidos sin documentos legales.

“Ahora lo que ellos dicen es que necesita un long care (lugar para cuidado prolongado) y en México no hay”, comentó Patricia Hernández, la madre del joven hospitalizado.

A través de un comunicado el Centro Médico Banner de la Universidad de Arizona señaló que por cuestiones de privacidad no puede comentar sobre pacientes específicos. Aclaró que al igual que otros hospitales, atiende a todos los pacientes que llegan a este centro hospitalario en busca de atención médica de emergencia.

“Cuando el paciente está estable y ya no requiere la atención hospitalaria a nivel aguda que ofrecemos, nuestros trabajadores sociales hacen los arreglos para la salida del paciente en casa o a otras instalaciones”, indica el comunicado.

Con información del reportero Oscar Gómez

Más contenido de tu interés