Salud

El brote de E. Coli ligado a la lechuga romana es el más grande desde 2006

Los funcionarios de salud informaron de 98 casos en 22 estados, con la adición de Mississippi, Tennessee y Wisconsin. El brote se atribuye a la bacteria E. coli en la lechuga romana cultivada en Yuma, Arizona.
29 Abr 2018 – 12:32 PM EDT

El actual brote de E. coli vinculado a la lechuga romana es el peor brote multiestatal en más de una década, según funcionarios de salud. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades anunciaron el viernes que los casos de intoxicación alimentaria se ha extendido a otros tres estados.

Los funcionarios informaron de 98 casos en 22 estados, con la adición de Mississippi, Tennessee y Wisconsin. El brote se atribuye a la bacteria E. coli en la lechuga romana cultivada en Yuma, Arizona.

Según los datos de los CDC, no se ha visto un brote multiestatal tan grande en el país desde 2006. En esa ocasión, la bacteria provenía de las espinacas y tuvo como consecuencia 238 casos de la enfermedad y cinco muertes.



Al igual que el brote de 2006, las autoridades sanitarias aseguran que la cepa de bacterias detrás del brote actual tiende a causar enfermedades más graves. Un total de 46 personas han sido hospitalizadas, incluidas 10 con una forma de insuficiencia renal llamada síndrome urémico hemolítico (HUS). Hasta el momento no se ha reportado ninguna muerte.
Estas son las recomendaciones de los CDC a consumidores y restaurantes:

  • No comer ni comprar lechuga romana a menos que pueda confirmar que no proviene de Yuma, Arizona.
  • Evite cabezas y corazones enteros, ensaladas y mezclas de ensalada con lechuga romana.
  • Las etiquetas de los productos a menudo no identifican las regiones de crecimiento; por lo tanto, evita consumir, comer o comprar lechuga romana si no sabes dónde fue cultivada.

Los síntomas de E. coli incluyen diarrea, que puede ser con sangre, cólicos estomacales severos y vómitos. Por lo general, toma un promedio de tres a cuatro días después de comer alimentos contaminados para que aparezcan los síntomas.
La enfermedad generalmente desaparece en una semana, pero a veces puede durar más y provocar complicaciones graves. Los signos de síndrome urémico hemolítico (SUH) incluyen fiebre, dolor abdominal, tono pálido de la piel, fatiga e irritabilidad, hematomas inexplicables o sangrado de la nariz y la boca, y disminución de la micción. Estas complicaciones son más comunes en niños pequeños menores de 5 años, adultos mayores y personas con sistemas inmunes debilitados.

Cualquier persona que experimente estos síntomas debe buscar atención médica inmediata.

Del enema de café al agua sin tratar: las últimas tendencias de 'salud' que debes evitar

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:SaludLocalNutrición

Más contenido de tu interés