null: nullpx
Arte Callejero

Con tradiciones mexicanas reflejadas en sus obras este artista rechaza el racismo en Arizona

Luis Mena ha pintado más de cien murales en calles y residencias privadas del sur de este estado fronterizo en las últimas cuatro décadas. A través del arte busca expresar la identidad cultural hispana y enviar un mensaje que cobra relevancia en esta época de tensiones migratorias.
22 Oct 2018 – 4:32 PM EDT

TUCSON, Arizona.– Luis Mena descubrió su talento cuando tenía 10 años y empezó pintando paredes que con los años se fueron tornando en obras de arte. Desde entonces ha pintado más de 100 murales, tanto en las calles de Tucson como en residencias privadas.

A través del muralismo, este artista asegura que ha educado a muchas personas sobre la historia de México y la importancia de la familia para la comunidad hispana, algo que considera difícil de entender para la juventud nacida en Estados Unidos. Esto lo reflejó precisamente en uno de sus murales donde expresa con colores la actividad de un barrio del centro de la ciudad.

"Un muralista pinta con pasión, imaginación, el muralismo es el espíritu del artista", dijo a Univision Noticias Mena. "Para pintar este mural fuí a la comunidad, al barrio, recogí las fotos de la gente y con eso compuse este aspecto que representa Barrio Viejo", explicó.

Durante cuatro décadas de trabajo se ha enfocado en educar a la comunidad con sus pinturas. Sus temas recurrentes son la herencia y de dónde venimos, por eso uno de sus murales más importantes está ubicado en una de las principales vías de la ciudad.

El artista cree que se necesita más centros de arte público donde se refleje la cultura y la historia de los pueblos nativos del área. Es por esto que en el mural ‘Un momento en el tiempo’, muestra el primer contacto entre los conquistadores españoles y los indígenas en Arizona.

"Tengo muchos, es difícil recordarlos todos, el de Benito Juárez y un mural de 2,000 pies cuatrádos que pinté en la Prepatoria Pueblo, donde estudié, para de agradecer la educación que me dieron", cuenta el artista.

Pintar un mural le puede tomar de dos a cuatro semanas, dependiendo del tamaño; sin embargo, señala que gracias a su experiencia el trabajo hoy en día fluye más rápido.

"Muchos me dicen 'Luis tú puedes pintar eso en cuatro minutos, házmelo rápido' y les digo sí, pero fueron 40 años para llegar a cuatro minutos y mucha gente no entiende eso", comenta.

Este muralista y pintor, nacido en Arizona de padres mexicanos, también trabaja la escultura en bronce. Una de las figuras más reconocidas que tiene en Tucson está ubicada en un parque cerca de la autopista 10, en el centro de la ciudad. Se trata de una mujer mexicana que camina al lado de un niño, apuntando con su dedo a un lugar donde demolieron un barrio para construir el Centro de Convenciones de Tucson (TCC).

En el traje de la mujer está la imagen de la Virgen de Guadalupe y en el cinturón del niño lleva una serpiente. De acuerdo con el artista, esto representa el racismo y la gentrificación de esos años en el sur de Arizona.

"Este es el primer bronce (escultura) en 500 años de racismo contra los mexicanos en el centro de la ciudad", enfatizó Mena.

Luis Mena es un artista residente en Tucson que con el arte expresa su rechazo al racismo en Arizona

Loading
Cargando galería


Así mismo, destaca que con el tiempo ha aprendido a conocer diferentes aspectos de la cultura que son más importantes que la política, "como nuestras raíces, nuestra música, la cultura, cómo nos comunicamos”.

Por su experiencia e importancia en la comunidad hispana, el artista ha sido escogido para trabajar un proyecto de la ciudad que busca darle color al parque César Chávez y al área conocida como Cinco Puntos en Tucson con un mural y varias esculturas.

Mira también:



Estos son los muralistas del siglo XXI en México

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés