null: nullpx
Logo image
Vix

Viendo curiosidades: parásito saliendo de una mantis religiosa

Publicado 19 Jul 2014 – 12:00 PM EDT | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

No apto para aquellos de estómagos sensibles. Altamente recomendado para toda alma curiosa... La cuestión de los parásitos que, una vez encuentran huésped y se han introducido a su organismo, modifican su comportamiento, la abordé buen tiempo atrás en una publicación titulada sencillamente “ Parásitos que convierten a los animales en zombies”, ¿recuerdas?

Pues bien, es una temática realmente de lo más interesante, pues no hay ninguna jugarreta aquí, literalmente: los parásitos los transforman en verdaderos zombies. En esta ocasión, en una nueva entrega para esta flamante sección de videos curiosos, hoy te traigo un par de ejemplares que son tan fascinantes y sorprendentes como desagradables y hasta escalofriantes. Sin más, échale un vistazo a estos videos de un parásito saliendo de una mantis religiosa.

Gusano parásito sale de una mantis religiosa

Comencemos por el primer video. Échale un vistazo a esto...

¿No es tremendo? La finalidad de las publicaciones de esta nueva sección ya la expliqué, sencillamente es un lugar en el que voy a ir compartiendo videos muy curiosos. Simplemente eso.

Aun así, algunas palabras tengo que dejarte o al menos así lo siento. Ésto que observamos, que no tiene manipulación alguna, es un espécimen de un parásito del tipo nematomorfo ( Nematomorpha) o gordiáceo ( Gordiacea), filo de gusanos parasitarios, muy similar a los nemátodos, y de los cuales actualmente se conocen nada menos que 331 especies diferentes.

La víctima no es otra que una Mantis religiosa, nombre científico con el que también se las conoce vulgarmente, además de santateresa, como se las conoce en varios países de América del Sur.

Volviendo al parásito, bueno, éstos se caracterizan por su desagradable aspecto. Parecen gusanos muy delgados, lo cual también les da el no menos desagradable nombre común de “ pelos de caballo”, teniendo un tamaño que varía entre 1 cm y los 5 cm de largo. 

No obstante, dentro del huésped comienzan a crecer, y crecen realmente mucho, habiéndose registrado casos que van desde el milímetro a los dos metros de longitud...

Aquí te dejo otro más. Ten cuidado, si el primero te impresionó o te provocó repulsión, éste no te lo recomiendo. Es más explícito aun, no menos interesante.

Al crecer, deben cubrir más necesidades y necesitan más espacio. De esta manera, el huésped se hincha y comienza a cambiar sus comportamientos. Esto sucede sobre todo cuando el parásito llega a ejercer presión en la cabeza o directamente se mueve a gusto, pudiendo llevar al huésped a la muerte mediante el suicidio.

Por ejemplo, pueden mover el cuerpo del huésped hasta un punto estratégico que los vuelva un blanco fácil para sus presas naturales. En este caso, el gusano lo puede arrastrar hasta un claro en el suelo, donde sea avistado por aves y devorado. Una vez el ave se come a la mantis, el parásito tiene un nuevo hogar: claro, la propia ave.

Realmente fascinante, fascinante y escalofriante, ¿no? ¿Qué te pareció? 

Reacciona
Comparte