null: nullpx
Logo image
Vix

¿Vas a esterilizar a tu gato? 4 puntos que debes tomar en cuenta antes de hacerlo

Publicado 14 May 2018 – 07:00 PM EDT | Actualizado 14 May 2018 – 07:00 PM EDT
Reacciona
Comparte

Tener un gatito significa encontrar un divertido, juguetón y dormilón compañero de vida que se robará nuestro corazón cada día, pero también implica una gran responsabilidad. Tendremos que protegerlo mediante vacunas, consentirlos con juguetes y, si no queremos que tengan gatitos en un futuro, mejorar su calidad de vida mediante la esterilización.

Esterilizar a nuestros gatitos tiene muchas ventajas, desde evitar camadas no deseadas hasta mejorar su comportamiento y volverlos más tranquilos. Sin embargo, este proceso no se debe tomar a la ligera y hay varios puntos importantes que debes considerar antes de hacerlo. A continuación te diremos 4 cosas que necesitas saber antes de llevar a tu gato a cirugía.

1. Entre más pronto, mejor

Hay 3 edades recomendadas para esterilizar a tu gato:

  • Esterilización pediátrica: entre 6 y 8 semanas de nacido
  • Esterilización estándar: entre los 5 y 6 meses de edad
  • Esterilización después del primer celo: entre los 8 meses y 12 meses

Si bien en todas las etapas se consiguen los mismos beneficios, se recomienda operarlos lo más pronto posible, ya que así se reduce el riesgo de sufrir complicaciones, la cirugía es más fácil de superar y la recuperación más rápida.

2. Tiene muchos beneficios para tu gato

La esterilización tiene múltiples beneficios para tu gato y algunos varían dependiendo su género.

  • En gatas: Esterilizarla antes de que entre en el primer celo reduce considerablemente el riesgo de contraer cáncer de mama, útero y ovario, así como una infección uterina llamada piometra, la cual puede llegar a ser mortal. También evitará que tu gata maulle desesperadamente al estar en celo.
  • En gatos: El beneficio principal se verá reflejado en su carácter. Con la operación dejarán de marcar toda la casa con su orina y se volverán más tranquilos. En cuestión de salud, se eliminará la posibilidad de que desarrollen cáncer testicular al envejecer.

3. Es un procedimiento muy seguro

Aunque la esterilización parece ser complicada, en realidad, la operación es muy sencilla y segura. Todo el procedimiento se realiza bajo anestesia general, así que puedes estar seguro de que tu gatito estará dormido y no sentirá dolor, sus niveles de oxígeno y frecuencia cardiaca estarán controlados por una máquina. La cirugía suele ser bastante rápida, en machos puede durar solamente 2 minutos.

4. Tu gato necesitará una alimentación un poco diferente tras la operación

Tras la esterilización, tu gato pasará por algunos cambios hormonales que pueden provocar que se vuelva menos activo y puede incrementar su apetito , lo cual de no ser manejado con cuidado podría traer consecuencias como obesidad. Una menor actividad puede aumentar el riesgo de que desarrolle enfermedades del tracto urinario inferior como cálculos renales, los cuales podrían traer consecuencias graves como infecciones o dificultad para orinar.

Por estos motivos, necesitarás cambiar su alimento por uno que tenga antioxidantes, fibras naturales, altos niveles de proteína, menor cantidad de grasa y calorías, calcio para fortalecer sus huesos y una fórmula que favorezca la salud del tracto urinario. Antes de hacer esta transición recuerda visitar a tu veterinario, él tendrá siempre el mejor punto de vista y te dirá cómo debe ser el cambio al nuevo alimento.

Como acabas de leer, la esterilización es un proceso realmente sencillo que puede ayudar para que tu amado gatito tenga una mejor calidad de vida y tu estés tranquilo, sabiendo que le estás devolviendo un poco de ese gran cariño que te da día a día, protegiéndolo de muchas enfermedades ¡Se lo merece!

Ayuda a tu gato a fortalecer sus defensas con Purina Cat Chow Defense Nature y aprovecha los beneficios de la naturaleza. Descúbrelo AQUÍ.

Reacciona
Comparte