null: nullpx
Logo image
ViX

Una vacuna contra el coronavirus podría estar cerca por el trabajo de un equipo australiano

Publicado 29 Ene 2020 – 06:47 PM EST | Actualizado 29 Ene 2020 – 06:47 PM EST
Reacciona
Comparte

El coronarivus es la enfermedad que recientemente ha puesto en alerta a la comunidad internacional por el latente riesgo de una epidemia.

La Organización Mundial de la Salud explica que el coronavirus en realidad es el nombre que se le da a un conjunto de virus que abarcan desde el resfriado común hasta síndromes respiratorios más severos.

El mismo organismo internacional afirma que las autoridades chinas les informaron acerca de la nueva cepa del coronarius el 31 de diciembre del 2019.

El problema con esta variante, nombrada como 2019-nCoV, es que era desconocida hasta ese momento, por lo que no se sabe a ciencia cierta cómo afectará a las personas y no existe una cura para tratarla o prevenirla.

La comunidad científica trabaja a marchas forzadas para encontrar un tratamiento eficaz, y al parecer todos sus esfuerzos están dando frutos.

Científicos del Instituto Doherty para la Infección y la Inmunidad de Melbuorne, Australia, consiguieron cultivar con éxito el coronavirus de Wuhan a partir de una muestra obtenida de un paciente.

Se espera que ese cultivo se comparta con los laboratorios internacionales para iniciar el proceso de obtener una vacuna.

Este logro es muy importante debido a que es la primera vez que se obtiene un cultivo celular de esta enfermedad fuera de China.

Julian Druce, jefe del Laboratorio de Identificación de Virus del Instituto Doherty, explicó que es un avance significativo ya que permitirá una investigación y diagnóstico precisos del virus a nivel mundial.

«Los chinos contribuyeron publicando la secuencia del genoma de este nuevo coronavirus, lo cual es muy útil para el diagnóstico, pero tener el virus real da la posibilidad de validar y verificar todos los métodos de prueba y compararlos », explicó Druce.

El virus será usado como material de control para la red australiana de laboratorios y también se enviará a la Organización Mundial de la Salud en Europa, de acuerdo con lo declarado por el Dr. Julian Druce.

El virus desarrollado por el Instituto Doherty se usará para una prueba de anticuerpos que permitirá la detección del virus en pacientes asintomáticos que desconocían estar infectados con coronavirus.

El virus se cultivó a partir de una muestra de un paciente obtenida el 24 de enero en el laboratorio de Enfermedades Infecciosas Victorianas del Hospital Royal de Melbourne.

Gracias a este nuevo avance, es cada vez mayor la posibilidad de tener una vacuna y un método más eficaz para detectar el coronavirus.

Échale un ojo a esto:

Reacciona
Comparte